Nimius

La estafa de la democracia.

In literatura on 7 mayo 2018 at 1:50

Las convenciones sociales están basadas en engaños, estafas y puras tonterías y al no tolerarlas en ningún caso, las admites

Un ejemplo es la “democracia”, una palabra en la que se han invertido toneladas de publicidad, de forma que nadie tenga la más mínima opción a cuestionarla. Sin embargo, la democracia es una quimera basada en que todo el mundo es igual. Como es falso, la democracia es imposible. Lo que conocemos como democracia es una oligarquía donde los ricos tienen a sueldo a sinvergüenzas cuyo trabajo es engañar a los tontos y su pago es la corrupción, siendo su finalidad última la desigualdad social a partir de la destrucción del planeta. Así los ricos les roban a los pobres mientras los políticos los mantienen entretenidos con luchas ideológicas tan vacías como parecidas a los equipos de fútbol.

La tan alabada Democracia griega era una clase de Aristocracia.

En la Antigua Grecia, la aristocracia designaba la forma de gobierno donde el poder político era ejercido por los mejores, es decir, aquellas personas con mayor capacidad y virtud. De allí su origen etimológico, que proviene del griego ἀριστοκρατία (aristocratía), vocablo que se compone por las raíces ἄριστος  (áristos), que significa ‘los mejores’, y κράτος (crátos), que traduce ‘poder’, ‘gobierno’. A su vez áristos proviene de la misma raíz que ariya y con el mismo significado.

Para filósofos como Platón y Aristóteles, la aristocracia, entendida en su sentido original, era la forma de gobierno idóneo, pues serían los ciudadanos más notables en razón de sus condiciones morales e intelectuales quienes tendrían a su cargo la administración política del Estado para atender los intereses de sus gobernados. La aristocracia era, pues, una manera de combatir los excesos de la tiranía y las injusticias de la oligarquía.

De hecho, la Democracia en su sentido original, era una clase de Aristocracia donde solo un grupo seleccionado de habitantes de Atenas eran ciudadanos.

La aristocracia y la oligarquía son conceptos similares en el sentido de que se refieren a grupos selectos de individuos que detentan el poder político. Se diferencian en que la aristocracia, en su sentido original, designa al gobierno de los mejores para atender los intereses del pueblo, mientras que la oligarquía hace referencia a la forma de gobierno donde una clase privilegiada atiende únicamente los intereses de unos pocos. De allí que, cuando se le quiere atribuir connotaciones negativas al sistema aristocrático se lo tilde de oligárquico.

Entendido en su sentido clásico, la aristocracia es un sistema de político ideal, donde son los ciudadanos más preparados y de más apreciadas virtudes morales quienes ejercen el poder político de una manera ética, apegada a las leyes y en atención a las necesidades e intereses de las personas, sin distinciones de clases, raza, sexo o religión.

El modelo aristocrático se degrada cuando la ciudadanía se hace hereditaria, lo que contradice el propio modelo ya que es de todo evidente que el heredero genético de una persona muy inteligente y muy moral no tiene por qué ser, a su vez, ni inteligente ni moral. Habitualmente es todo lo contrario.

 

Esta reserva el acceso al poder para los descendientes incapaces e inmorales, tiende monopolizar el poder en función de los intereses de su propia clase dominante, segregando a la mayoría de la población, todo lo cual deviene en un sistema político que se ha dado en llamar oligarquía, donde el grupo que ostenta el poder político gobierna únicamente para los grupos que tienen el poder económico.

De forma mucho más dramática el modelo democrático deriva necesaria e inexorablemente en oligarquía.

Si ponemos cualquier filtro sobre capacidad intelectual y además sobre virtud moral a cualquier grupo humano, la mayoría de la población quedaría matemáticamente excluida. Si a eso sumamos un porcentaje nada desdeñable de idiotas (en el sentido etimológico que significa aquellos que no tienen interés en la cosa pública y que son los actuales abstencionistas), nos encontramos con una inmensa mayoría de tontos, inmorales o idiotas y sus respectivas combinaciones.

Le paso en limpio:

Idiotas = Abstencionistas (n participan)

Tontos = Escasa capacidad intelectual

Inmorales= No capacidad moral

El gobierno de tontos, inmorales e idiotas es la Demagogia, o sea, el sistema imperante actualmente en casi todo el mundo, a lo que la gente llama “democracia”.

Los idiotas no participan ni siquiera de lo que les afecta, y los tontos son indefectiblemente manipulados por los inmorales.

Los inmorales pobres son comprados por una élite de inmorales ricos para así manipular a los tontos. Los inmorales pobres pasan así a ocupar los puestos de representación política de los tontos con la anuencia de los idiotas, tratando de llegar a ser parte de la élite de los inmorales ricos. Así se consigue una continua transferencia de recursos de los tontos y de los idiotas a los inmorales ricos, que les premian con parte del botín a los inmorales pobres.

En el caso de problemas legales, son los inmorales pobres, también llamados políticos, los que pagan las consecuencias, jamás los inmorales ricos u oligarquía.

Al final lo que se obtiene es la Democracia, que es realmente una Oligarquía que solo busca saciar la infinita ambición de los oligarcas tratando de agotar los recursos de los tontos e idiotas y del mismo Planeta, con su mantra del eterno crecimiento, como si ellos tuvieran otro planeta donde refugiarse. El fruto final de la democracia es doble: desigualdad y la ruina medioambiental.

La democracia es un mito que se basa en la igualdad de todos los hombres. Según esto, al ser todos los hombres iguales en capacidad y en moralidad, todos son ciudadanos.

Esta soberana estupidez no se mantiene para todo. Curiosamente las mismas democracias que no tienen ninguna exigencia a la hora de seleccionar su Gobierno, es extremadamente cuidadosa en la selección de todos los demás puestos. Es un contrasentido que se exija aprobar medicina para ser médico, o ingeniería para ser ingeniero, o administración para ser administrativo o incluso saber leer y escribir para trabajar como ordenanza.

Es más que contradictorio, incongruente.

Si los hombres son iguales en capacidad y en moralidad y el Gobierno de los hombres se basa en este axioma,  ¿con qué legitimidad se exige otro nivel de capacidad para ser médico o ingeniero o arquitecto o teniente general?

Es obviamente una trampa. Ni los oligarcas ni los demócratas permiten que un analfabeto les opere del corazón. Sin embargo, si permiten que un analfabeto nombre al individuo que te opera del corazón, con las exigencias y la selección que impone el propio analfabeto.

Todo es un puro teatro de distracciones para robarte la cartera y hasta la dignidad.

La democracia es absurda en sí misma, y los que la apoyan, apoya un absurdo. Y ¿quién puede apoyar un absurdo? El tonto, que no entiende que el absurdo y el inmoral que ve en el absurdo la posibilidad de engañar al tonto.

Es, junto a la tiranía, la peor forma de gobierno concebible.

La forma de gobierno racional es la aristocracia, que no es inconcebible en absoluto. Si para conducir un vehículo se exige una certificación no solo de conocimientos y de habilidad sino de seguridad vial, ¿qué menos para ejercer de ciudadano?

Como conductor tienes la vida de los demás en tus manos. Como ciudadano mucho más.

Y a la falacia de ¿dónde se pone el nivel? La respuesta es obvia, cuanto más alto, mejores ciudadanos y mejores decisiones para todos: tontos, idiotas e inmorales. Un nivel suficientemente alto para seleccionar lo mejor de lo mejor pero lo suficientemente grande para que exista la libre competencia entre ellos y no se degrade en oligarquía.

Al final, solo debes contestar la pregunta: ¿estás dispuesto a que te gobierne uno más tonto e inmoral que tú?

Si es que sí, considérate un demócrata.

Si es que no, considérate un aristócrata.

Y los Ariyas, ocho tipos de individuos con algún grado de iluminación, son mejores que los humanos corrientes. Son naturalmente éticos y dominan la sabiduría. Algunos de ellos carecen de apego y aversión y no les importa ayudar a los demás aunque los demás sean tontos, idiotas o inmorales.

No existe mejor forma de Gobierno. La mejor es la de los mejores. No hay nada mejor.

 

Anuncios

Acostumbrados

In literatura on 27 marzo 2018 at 15:18

Todos estamos atrapados en una telaraña de engaño.

La propia naturaleza de la realidad en la que existimos simplemente no conduce a la verdad, la sabiduría, la comunidad y sobre todo, al amor.

Eventualmente nos acostumbramos, nos volvemos cómodos y sumisos dentro de las sombra de nuestra vida.

La negatividad del vacio es una dicha.

In literatura on 27 marzo 2018 at 15:17
Hoy se atrofia la facultad superior de juzgar a causa de la creciente masa de informacion. Con frecuencia un menos saber produce un mas. La negatividad, olvidar y dejar, tiene muchas veces un efecto productivo.
Las lagunas sin informacion y sin vision nos salvan.
En aleman hay una relacion entre dicha y laguna. Tanto el pensamiento como la inspiracion requieren un vacio.
 
La negatividad del vacio es una dicha.
 
Amor sin laguna de vision es pornografia.
 
Y sin laguna de saber el pensamiento degenera para convertirse en calculo.
 
Mantente en contacto.
 
Paz.
proapocalipsishoy

PREPARACIÓN PROFESIONAL.

El Buddha Desnudo

Las cosas como son

SAL DE LA MÁQUINA

"En un mundo como el actual, construido en su mayor parte por máquinas, conocer la Máquina es el poder más grande que existe"

Idexnami's Blog

Just another WordPress.com site

Red Filosófica del Uruguay

Un espacio para la reflexión

educacionlibreysoberana

Toda la informacion necesaria para que no nos engañen y ser libres de alguna forma.

RodrigoA Blog

Creando un movimiento de "Verdad"

Compartiendo Luz con Sol

Esoterismo y Espiritualidad

illuminatiMATRIX

Humanity ... the manifestation of the Ego and enemy of Truth

Dhammanauta

Un viaje extraordinario sin retorno

margaritafabian

Just another WordPress.com site

Iconoclasta. La provocación en estado puro

Quisiera que las palabras hicieran daño, dolieran.

DANDELION

4111.97 - Literatura, Periodismo y Fotografía

Soy donde no pienso

Un simple movimiento de cámara es de por sí un problema moral.

Saber vs Creer

La verdad está dentro de ti

NO QUEREMOS SATANISMO

Ubi lex voluit, dixit. Ubi non voluit, tacuit.

proapocalipsishoy

PREPARACIÓN PROFESIONAL.

El Buddha Desnudo

Las cosas como son

SAL DE LA MÁQUINA

"En un mundo como el actual, construido en su mayor parte por máquinas, conocer la Máquina es el poder más grande que existe"

Idexnami's Blog

Just another WordPress.com site

Red Filosófica del Uruguay

Un espacio para la reflexión

educacionlibreysoberana

Toda la informacion necesaria para que no nos engañen y ser libres de alguna forma.

RodrigoA Blog

Creando un movimiento de "Verdad"

Compartiendo Luz con Sol

Esoterismo y Espiritualidad

illuminatiMATRIX

Humanity ... the manifestation of the Ego and enemy of Truth

Dhammanauta

Un viaje extraordinario sin retorno

margaritafabian

Just another WordPress.com site

Iconoclasta. La provocación en estado puro

Quisiera que las palabras hicieran daño, dolieran.

DANDELION

4111.97 - Literatura, Periodismo y Fotografía

Soy donde no pienso

Un simple movimiento de cámara es de por sí un problema moral.

Saber vs Creer

La verdad está dentro de ti

NO QUEREMOS SATANISMO

Ubi lex voluit, dixit. Ubi non voluit, tacuit.