Nimius

Archive for 26 junio 2015|Monthly archive page

Todos trabajan para el enemigo

In literatura on 26 junio 2015 at 15:04

Todos trabajan para el enemigo o sus instituciones falsas como la UNICEF (Mesi y Gasol). Otros no se enteran, como los políticos, pero todo está montado para el control mental. Las ONG son todas una estafa controlada por los illuminati, los sindicatos, los partidos, el ocio, el deporte, los videjuegos, la ciencia, la política todo.

Los hombres son máquinas y de las máquinas no puede esperarse otra cosa que hechos mecánicos

In literatura on 21 junio 2015 at 23:06

1. Si su vida está tan mal organizada que no puede disponer de mil rublos, será mucho mejor que no emprenda esta clase de trabajo.

2. Los hombres son máquinas y de las máquinas no puede esperarse otra cosa que hechos mecánicos.

3. Toda la gente que Ud. ve, toda la gente que Ud. conoce, toda la gente que aún puede llegar a conocer, todas, todas son máquinas, verdaderas máquinas que trabajan sólo movidas por influencias externas, como Ud. mismo muy bien lo dice. Máquinas nacen, máquinas mueren.

4. Antes de hablar sobre psicología debemos poner en claro a quién se refiere y a quién no se refiere, dijo. La psicología se refiere a la gente, a los hombres, a los seres humanos. ¿Qué psicología puede haber en relación a las máquinas? (Recalcó la palabra “psicología”) Para el estudio de las máquinas hace falta la mecánica, no la psicología. Por eso es que comenzaremos con la mecánica. Aún distamos mucho de la psicología.
¿Puede uno dejar de ser máquina?, le pregunté.
¡Ah! Esa es justamente la cuestión, dijo G. Si me hubiese Ud. hecho este tipo de pregunta más a menudo podríamos haber llegado a alguna parte en nuestras conversaciones. Si; es posible dejar de ser una máquina, pero para eso es indispensable, ante todo, conocer la máquina. Una máquina, una verdadera máquina, no se conoce a sí misma, y mal puede conocerse. Cuando una máquina se conoce a sí misma ya deja de ser máquina; al menos, no es la misma máquina que era antes. Comienza a ser responsable de sus actos.
¿Quiere Ud. decir que el hombre no es responsable de sus actos?
Un hombre (énfasis en esta palabra) sí, es responsable. Una máquina no lo es.

5. El hombre es una máquina. Todos sus hechos, todas sus acciones, todas sus palabras, sus pensamientos, sentimientos, convicciones, opiniones y hábitos, todo es el resultado de influencias externas, de impresiones que le llegan de afuera. Por sí mismo, de sí mismo, un hombre no puede producir un solo pensamiento, una sola acción. Todo cuanto dice, hace, piensa, siente, todo eso sucede. El hombre no puede descubrir nada nuevo, no puede inventar nada. Todo sucede.

6. El hombre nace, vive, muere, construye casas, escribe libros, no como él quiere hacerlo, sino como buenamente sucede. Todo sucede. El hombre no ama, no odia, no desea. Todo esto sucede en el hombre sin que el hombre se dé cuenta de ello.
Pero nadie querrá creerle si Ud. dice que nadie puede hacer nada. Esto es lo más ofensivo y lo más desagradable que se le puede decir a una persona. Y es particularmente ofensivo y desagradable porque es la verdad. Nadie quiere saber la verdad.

7. Verá Ud. que utilizamos un lenguaje muy especial, y que a fin de poder hablar con nosotros será necesario que aprenda Ud. a hablar este lenguaje. No vale la pena hablar en un lenguaje ordinario porque con él resulta imposible lograr un entendimiento mutuo. Por el momento, esto también le parecerá a Ud. extraño. Pero es la verdad. A fin de poder comprender, es necesario aprender otro lenguaje. El lenguaje en que habla la gente impide que los unos se entiendan a los otros. Más adelante verá Ud. por qué esto es así.
Debe uno, entonces, aprender a decir la verdad. Esto le parecerá extraño. Lo que ocurre es que Ud. no comprende que uno tiene que aprender a decir la verdad. La parece que únicamente basta desearlo o decidir hacerlo. Y yo le aseguro a Ud. que muy rara vez las gentes mienten deliberadamente. En la mayoría de los casos creen que dicen la verdad. Sin embargo, están mintiendo todo el tiempo, tanto cuando realmente quieren mentir como cuando quieren decir la verdad. Mienten siempre, tanto a los demás como a sí mismos. En consecuencia, nadie se entiende a sí mismo, ni puede entender a los demás. Piénselo un poco: ¿habría tanta discordia, tan profundos malentendidos, tal odio contra las opiniones ajenas si las gentes pudiesen entenderse los unos a los otros? No pueden entenderse porque no pueden evitar la mentira. Decir la verdad es lo más difícil que hay en el mundo; y uno debe estudiar muchísimo y durante mucho tiempo para poder decir la verdad. No basta con sólo desearlo. Para poder decir la verdad es necesario saber lo que es la verdad y lo que es la mentira, y saberlo, antes qué nada, en sí mismos. Y esto es algo que nadie quiere saber.

8. Ud. no se da cuenta de su propia situación. Ud. está preso. Todo cuanto puede Ud. desear, si es una persona sensata, es salir de esa cárcel. ¿Pero cómo va a hacerlo? Es preciso cavar un túnel. Un hombre no puede hacerlo por sí sólo. Pero, supongamos que haya unos diez o veinte hombres dispuestos a acometer esta empresa; trabajando por turnos, unos encubriendo a otros, pueden terminar el túnel y salir de la cárcel.
Lo que es más, nadie puede huir de esta cárcel si no obtiene la ayuda de quienes han huida antes que él.

9. Para que un preso tuviese posibilidades de poder fugarse, tenía que comenzar por darse cuenta de que estaba preso. Mientras no entienda esto, mientras no lo advierta, mientras no se dé cuenta de que está preso, mientras piense o crea que es libre, no tiene la menor posibilidad. Nadie puede ayudarlo, y por cierto que nadie podrá liberarlo a la fuerza, contra su propia voluntad, oponiéndose a sus deseos. Y si hay alguna posibilidad de fuga, ésta puede convertirse en realidad únicamente como resultado de mucho trabajo, de grandes esfuerzos; sobre todo de esfuerzos conscientes, dirigidos hacia un propósito definido y claro.

10. El “hombre-máquina”, para quien todo está sujeto a influencias externas, a quien las cosas únicamente le ocurren, aquel que ahora es una persona, mañana otra y pasado una tercera, no tiene ni puede tener futuro de ninguna especie; está enterrado y eso es todo. El barro al barro vuelve. A fin de poder hablar de cualquier clase de vida futura, tiene que haber cierta cristalización, cierta fusión de las cualidades internas del hombre, cierta independencia de las influencias exteriores. Si algo hay en un hombre que sea capaz de resistir las influencias externas entonces ese mismo algo podrá resistir la muerte del cuerpo físico. Pero, piénsenlo Uds. mismos: ¿qué puede sobrevivir a la muerte física de un hombre que pierde la cabeza o se desmaya cuando se corta un dedo?

11. Aquellos sistemas que Uds. conocen declaran que todos los hombres tienen un cuerpo astral. Esto es un profundo error. Aquello que puede llamarse “cuerpo astral” se logra únicamente por medio de la fusión, o sea por medio de un tremendo y duro trabajo interior y de un intenso esfuerzo y de una intensa lucha. El hombre no nace con un cuerpo astral. Sólo muy pocos consiguen hacerse de un “cuerpo astral”. Si el hombre consigue hacerse de un “cuerpo astral” puede continuar viviendo después de la muerte de su cuerpo físico, y aún hasta puede renacer en otro cuerpo físico. Esto es la reencarnación. Si es que no vuelve a nacer en cuerpo físico, entonces, a su debido tiempo, también muere. El “cuerpo astral” no es un cuerpo inmortal, pero puede vivir durante mucho tiempo después de que haya muerto el cuerpo físico.
La fusión, la unidad interior, se obtiene mediante la fricción, mediante la intensa lucha entre “sí” y “no” dentro de uno mismo. Si el hombre vive sin una lucha interior, si todo le “sucede”, sin que haya la menor oposición de su parte, si es que va donde quiera que le lleven o donde quiera que sople el viento, permanecerá siendo lo que es. Pero si comienza a luchar dentro de sí mismo, y si en esta lucha hay una dirección precisa, entonces comienzan a formarse, poco a poco, ciertos rasgos, comienza la “cristalización”. Pero esta cristalización puede ocurrir sobre bases buenas o malas. La “fricción”, la lucha interior entre “sí” y “no”, puede ocurrir sobre una base falsa como, por ejemplo, una creencia fanática en una u otra idea, o el “temor al pecado”; cualquier cosa por el estilo puede producir en el hombre una intensa lucha interior entre “si” y “no”. Y un hombre puede cristalizarse sobre semejante base. Pero ésta sería una mala cristalización, una cristalización falsa, incompleta. Un hombre así no tendría la menor posibilidad de un desarrollo ulterior. A fin de posibilitar un desarrollo ulterior, tiene que derretirse nuevamente, por así decirlo, y esto sólo lo puede lograr mediante un intenso y terrible sufrimiento.

12. Así consigue cristalizarse. Es en esta forma cómo mucha gente puede generar en sí misma una gran fuerza interior; puede soportar torturas, puede obtener lo que quiera. Esto significa que en estas personas ya hay algo sólido, algo permanente. Estas personas pueden llegar a ser inmortales.

13. Es preciso hacer sacrificios. Si nada se sacrifica, nada se consigue. Y es preciso sacrificar algo que por el momento sea muy precioso, sacrificarlo por un tiempo muy largo y sacrificar bastante. Pero no hay que sacrificar para siempre. Es indispensable entender esto con toda claridad, porque a menudo no se entiende como es debido. El sacrificio es necesario sólo mientras está desarrollándose el período de la cristalización. Cuando se ha logrado la cristalización, todos los renunciamientos, todas las privaciones, todos los sacrificios dejan de ser necesarios. Entonces el hombre puede hacer lo que le dé la gana. Ya no hay más leyes para él, porque él es la ley en sí mismo.

14. Este aspecto de la cuestión es sumamente claro. La multitud ni quiere ni busca el conocimiento. Los dirigentes de las multitudes, movidos por sus propios intereses, tratan de aumentar los temores de las gentes y fomentan el repudio de todo cuanto sea nuevo o desconocido. La esclavitud, que es la condición de la actual vida del hombre, se basa en este temor. Es sumamente difícil aún imaginar todo el horror de semejante esclavitud. Nosotros no comprendemos lo que las gentes se pierden. Pero, a fin de comprender las causas de esta esclavitud, basta observar la forma en que las gentes mienten. Basta observar que es lo que constituye la finalidad de su existencia, el objeto de sus deseos, de sus pasiones, de sus aspiraciones; basta observar lo que piensan, lo que discuten, lo que sirven y lo que adoran. Consideremos aquellas cosas en que la gente gasta su dinero,

15. El hombre no nace con estos cuerpos sutiles; ellos sólo pueden cultivarse artificialmente, siempre y cuando existan condiciones favorables, tanto en lo interno como en lo externo.
El “cuerpo astral” no es un implemento indispensable para el hombre. Es un lujo, un gran lujo que se lo pueden dar muy pocos. Un hombre puede vivir perfectamente bien sin un “cuerpo astral”. Su cuerpo físico posee todas las funciones necesarias para la vida. Un hombre sin “cuerpo astral” puede producir la impresión de ser muy intelectual y hasta espiritual, y puede engañar no sólo a otras personas, sino también a sí mismo.

16. Imaginemos una vasija o retorta llena de varios polvos metálicos. Estos polvos no tienen conexión entre ellos, y a cada cambio accidental de la postura de la retorta, también cambia la posición relativa de los diferentes polvos. Si se sacude la retorta, o si se la golpea con el dedo, entonces el polvo que originalmente estaba arriba, encima de los demás, puede aparecer en el medio o en el fondo, mientras que aquel que estaba en el medio o en el fondo, puede aparecer encima de todos. No hay permanencia alguna en la posición de los polvos, y en semejantes condiciones no puede haber nada permanente. Tal es un típico aspecto de nuestra vida psíquica. A cada instante hay nuevas influencias que cambian la posición de los polvos; en lugar del que está encima, se coloca otro que es su opuesto absoluto. La ciencia llama a esto un estado de mezcla mecánica. La característica esencial de la interrelación de los polvos en este estado de mezcla, es la inestabilidad de las interrelaciones mismas, y su variabilidad.
Es imposible estabilizar la interrelación de los polvos en un estado de mezcla mecánica. Pero los polvos pueden fundirse; la naturaleza misma de los polvos posibilita esta fusión. Para conseguirla, es preciso encender un fuego especial bajo la retorta; al calentar y derretir los polvos, este fuego logra finalmente fundirlos en uno solo. Fundidos en esta forma, los polvos quedarán en un estado de composición química. Y una vez así no se les podrá separar por el mismo expediente con que se les separaba antes y mediante cual expediente se les hacía cambiar de posición como era el caso cuando se hallaban en un estado de mezcla mecánica. El contenido de la retorta se ha convertido en algo “indivisible”, “individual”. Esto indica la forma como se construye el segundo cuerpo. El fuego que produce la fusión proviene de la “fricción” que, a su vez, se produce en el hombre mediante la lucha entre “si” y “no”. Si un hombre cede a todos sus deseos, o si alcahuetea con ellos, nunca habrá en él lucha alguna, no habrá fricción, no habrá fuego. Pero, si habiéndose propuesto alcanzar una determinada finalidad el hombre lucha contra todos los deseos que le impiden su logro, entonces podrá crear en sí mismo un fuego que transformará gradualmente su mundo interior en una integridad única.

17. Y tan sólo el hombre que posea cuatro cuerpos total y completamente desarrollados puede llamarse un hombre en el más amplio sentido de la palabra. Este hombre tiene muchas propiedades que el hombre ordinario no posee. Una de éstas es la inmortalidad.

18. La inmortalidad no es una propiedad con la que nace el hombre. Pero el hombre puede hacerse inmortal.

19. El camino que conduce al desarrollo de las posibilidades ocultas en el hombre es un camino que va contra la naturaleza, contra Dios mismo.

20. Los caminos conducen, o deberían conducir, a la inmortalidad. La vida corriente, la vida de todos los días, aún en sus mejores aspectos, lleva al hombre a la muerte y no puede llevarlo a ninguna otra cosa.

21. Las religiones occidentales han degenerado a tal extremo que no queda ya nada vivo en ellas.

22. Esta situación sería verdaderamente desesperada si no existiese la posibilidad de un cuarto camino.

23. Este cuarto camino no tiene formas definidas como las tienen los caminos del fakir, del monje y del yogui. Y, por sobre todas las cosas, el hombre tiene que ser capaz de hallar el cuarto camino, tiene que encontrarlo. Esta es la primera prueba. No se la conoce tan bien como la de los otros tres caminos. Hay mucha gente que jamás ha oído hablar de un cuarto camino, y hay quienes hasta niegan su existencia o sus posibilidades.

24. En el cuarto camino el conocimiento es mucho más exacto, mucho más perfecto. El hombre que se decide por el cuarto camino sabe precisa y claramente qué sustancia necesita para sus fines, y sabe que esta sustancia la puede producir dentro de su cuerpo mediante un mes de sufrimientos, mediante una semana de tensión emocional o mediante un día de ejercicios mentales. Pero también sabe que puede introducir esta sustancia en su organismo, desde afuera, si sabe cómo hacerlo. De este modo, en vez de emplear un día en ejercicios mentales, como el yogui, o una semana de oraciones, como el monje, o un mes de sufrimientos, como el fakir, simplemente prepara y se traga una píldora que contiene todas las substancias que necesita y en esta forma, y sin mayor pérdida de tiempo, obtiene los resultados que quiere.

25. Si la evolución de la humanidad llegase a pasar de cierto límite, o, para decirlo más correctamente, si la evolución abarcase un número de hombres superior a cierto porcentaje, el hecho sería fatal para la luna. En la actualidad, la luna se alimenta de la vida orgánica en la tierra, se alimenta de la humanidad. La humanidad es parte de la vida orgánica; esto significa que la humanidad es el alimento de la luna. Si todos los hombres deviniesen agudamente inteligentes, no querrían ser devorados por la luna.
Sin embargo, existen a la vez posibilidades de evolución, y pueden desarrollarse en individuos aislados con ayuda de conocimientos y métodos adecuados. Semejante desarrollo puede ocurrir solamente para beneficio del individuo, y va, por así decirlo, contra los intereses y beneficios del mundo planetario. Esto es lo que el hombre tiene que entender: su evolución no es necesaria sino para él mismo. Su evolución no le puede interesar a nadie más. Y nadie está obligado a ayudarle ni hay quién tenga la intención de ayudarle.

26. El hombre no tiene un YO individual. Pero, en cambio, tiene cientos y miles de pequeños “yo”, separados los unos de los otros; a menudo se desconocen los unos a los otros, no toman nunca contacto entre sí, o, por el contrario, son hostiles, exclusivistas e incomprensibles entre sí. Cada minuto, cada momento, el hombre dice o piensa en términos de “yo”. Y cada vez se trata de un “yo” diferente. Ahora es un pensamiento, luego es un deseo; ahora una sensación, en seguida un nuevo pensamiento. Así sigue la ronda eternamente. El hombre es una pluralidad. Y su nombre es Legión.

27. En el hombre no hay una verdadera individualidad. El hombre no tiene un Gran YO, un YO singular. El hombre está dividido en una multitud de pequeños “yo”.

28. Ni aún el más claro entendimiento de sus posibilidades llevará al hombre a su realización. A fin de poder realizar todo cuanto prometen estas posibilidades, el hombre tiene que sentir un poderoso deseo de liberación y estar dispuesto a sacrificarlo todo, a arriesgarlo todo, con tal de obtenerla.

29. El hombre moderno nace dormido, dormido vive, y dormido muere. Sobre el sueño, su significado y el papel que desempeña en la vida del hombre, hablaremos más adelante. Por ahora dedíquense a pensar una sola cosa: ¿qué conocimiento puede tener un hombre dormido? Si sobre esto se piensa, recordando a la vez que el sueño es nuestro principal rasgo, no tardará uno en advertir que si el hombre quiere obtener conocimiento, tiene, antes que nada, que pensar en cómo despertar, en cómo poder cambiar su ser.

30. Los hombres uno, dos y tres no pueden vivir conforme a los preceptos de Cristo porque a ellos sólo les “suceden” las cosas. Hoy son una cosa, mañana serán otra. Hoy están dispuestos a dar su última camisa y mañana serán capaces de destruir a quien se haya negado a darles a ellos su última camisa. Están siempre a merced de cualquier acontecimiento fortuito. No son amos de sí mismos, y en consecuencia no pueden decidirse a ser cristianos y a serlo verdaderamente.

31. La vida orgánica de la tierra es lo que alimenta a la luna. Todo cuanto habita la tierra, todo cuanto en ella vive, las gentes, los animales, las plantas, todo es alimento para la luna. La luna es un enorme ser viviente que se alimenta de todo cuanto vive y crece en la tierra. La luna no podría existir sin la vida orgánica de la tierra, y la vida orgánica en la tierra no podría existir sin la luna. Lo que es más, en su relación a la vida orgánica en la tierra, la luna es un gigantesco electromagneto. Si la acción de este electromagneto quedase repentinamente detenida, la vida orgánica en la tierra se derrumbaría y se haría nada.

32. Todos los malos actos, todos los crímenes, todas las acciones que constituyen un auto-sacrificio, todos los hechos heroicos, como todos los actos de la vida ordinaria, todo está controlado por la luna. La liberación que se adquiere mediante el crecimiento de los poderes mentales y de otras facultades, es la liberación de la influencia de la luna. La parte mecánica de nuestra vida depende de la luna, está sujeta a la luna. Si conseguimos desarrollar en nosotros mismos una conciencia y una voluntad, y sometemos nuestra vida mecánica y todas nuestras manifestaciones mecánicas a estas dos cosas, a la consciencia y a la voluntad, entonces nos será posible huir del poder de la luna.

33. Nada hay que sea verdaderamente inmortal; aún Dios es mortal. Pero entre el hombre y Dios hay una enorme diferencia. Dios es mortal de un modo diferente a lo que el hombre es mortal. Sería mucho más conveniente que substituyésemos la palabra “inmortal” por la idea de “existencia después de la muerte”. Entonces yo contestaría diciendo que el hombre tiene la posibilidad de seguir existiendo después de la muerte. Pero una cosa es la posibilidad, y otra muy distinta es el que esto se realice, que se convierta en una realidad.

34. A fin de poder conocer el futuro es necesario conocer el presente en todos sus detalles, y también conocer el pasado. Hoy es lo que es, debido a que ayer fué lo que fué. Y si hoy es como ayer, mañana será como hoy. Quien quiera un mañana diferente, tiene que empezar por cambiar su hoy.

35. Uno sólo puede prever el futuro de un hombre. Es imposible prever el futuro de máquinas locas. La dirección de las máquinas locas cambia a cada instante. Un momento es cierta clase de máquina y va en una dirección determinada y hasta es posible calcular hasta dónde puede llegar, pero cinco minutos después ya va en una dirección completamente distinta y todos los cálculos hechos resultan únicamente en una serie de errores. En consecuencia, antes de hablar acerca del conocimiento del futuro, uno debe saber de cuyo futuro se trata. El hombre que quiera conocer su futuro, tiene que conocerse a sí mismo. Entonces podrá saber si es que vale la pena o no conocer el futuro. Algunas veces, más vale ignorarlo.
Esto podrá parecerles paradójico, pero nos asiste todo el derecho para afirmar que nosotros conocemos nuestro futuro. Será exactamente lo mismo que fué nuestro pasado. Nada puede cambiar de sí mismo.

36. Cómo evitar la muerte final, cómo dejar de morir. Para esto es necesario, ante todo, ser. Si uno cambia minuto a minuto, si no hay nada en él capaz de sobreponerse a las influencias externas, quiere decir que nada hay en él capaz de sobreponerse a la muerte. Pero si consigue independizarse de las influencias externas, si llega a crear en él algo capaz de vivir por sí mismo, entonces es posible que este algo no muera. En las circunstancias actuales, nosotros estamos muriendo minuto a minuto. Cada vez que las influencias externas cambian, nosotros cambiamos con ellas; o sea que a cada rato mueren muchos de nuestros “yo”. Si el hombre consigue desarrollar en sí mismo un YO capaz de sobreponerse a los cambios de las condiciones externas, este YO sobrevivirá a la muerte del cuerpo físico.

37. Si consigue llegar a ser el amo de sí mismo, el amo de su vida, también llegará a ser el amo de su muerte.

38. Jesucristo dijo: “Amad a vuestros enemigos”, pero ¿cómo vamos a poder amar a nuestros enemigos si ni siquiera podemos amar a nuestros amigos?

39. El hombre debe de ser el amo de sí mismo. Si el hombre no consigue ser el amo de sí mismo, no tiene nada y nunca podrá tener nada.

40. De todos los deseos, el más correcto que se ha formulado hasta el momento es el deseo de ser el amo de sí mismo, porque sin serlo nada es posible. Y comparados con este deseo, todos los demás vienen a ser sencillamente sueños infantiles, deseos que el hombre ni siquiera podría utilizar aun cuando le fuesen concedidos.

41. La libertad, la liberación, tal debe ser la meta del hombre en la tierra. Llegar a ser libre, llegar a quedar totalmente libre de toda forma de esclavitud: éste debería ser el motivo de la lucha de todo hombre en cuanto empezara a darse cuenta de su situación. En tanto continúe siendo un esclavo tanto interna como externamente, el hombre no tiene posibilidades de ninguna especie. Pero no podrá dejar de ser un esclavo en lo exterior en tanto lo siga siendo interiormente. En consecuencia, a fin de llegar a ser libre, el hombre debe obtener su libertad interior.

42. El peor de los insultos que se le pueda lanzar a un “hombre-máquina” es decirle que no puede hacer nada, que no puede lograr nada, que no puede moverse en ningún sentido y que al tratar de ir en pos de algo dado, inevitablemente creará alguna otra cosa. La verdad es que esto no puede ser de otro modo. El “hombre-máquina” se encuentra sujeto a la ley de los accidentes.

43. El hombre máquina no puede hacer nada. Para él, como para todo cuanto le rodea, las cosas sencillamente suceden. A fin de poder hacer es indispensable conocer la ley de las octavas. Es preciso conocer los momentos en que ocurren los “intervalos” y ser capaz de crear los “choques adicionales” que sea menester.

44. Sólo cuando el hombre comienza a recordarse a sí mismo, a recordarse como Yo, le es posible despertar. Y entonces la vida circundante cobra un aspecto diferente y un significado distinto. La vida que le rodea la ve como una vida de gentes dormidas, una vida de sueño, de verdadero sueño. Todo cuanto el hombre dice, lo dice en sueños; todo cuanto hace, lo hace en sueños. Todo esto, todas estas cosas carecen de valor. Lo único que tiene un valor real es el despertar o aquello que conduce a un despertar.

45. Es posible pensar durante mil años; es posible escribir bibliotecas completas, crear montones de teorías, y hacerlo todo sumido en el más profundo de los sueños y sin posibilidad alguna de despertar. Antes bien, todos estos libros y todas estas teorías, escritas y concebidas en el sueño, sólo servirán para aumentar el sueño de las otras personas.

46. El hombre ni siquiera sospecha lo que se pierde por el mero hecho de permanecer dormido. Como ya lo he indicado, dada la forma en que está constituido y organizado, tal como la naturaleza lo ha creado, el hombre puede llegar a ser consciente de sí mismo. Así fué creado, así nació. Pero el hombre nace en medio de gentes dormidas y, naturalmente, se queda dormido junto con ellas justamente cuando debería haber comenzado a ser consciente de sí mismo. Todo concurre a participar en este hecho: la forma involuntaria como los niños imitan a sus mayores, la sugestión voluntaria e involuntaria, y esa cosa que llamamos “educación”. Y cada intento del niño por despertar queda inmediatamente detenido. Esto es inevitable. Hace falta mucho esfuerzo y mucha ayuda a fin de poder despertar más tarde cuando ya el ser ha acumulado miles de hábitos que le obligan a dormir. Aún esto ocurre muy raras veces. En la mayoría de los casos, cuando es aún niño, el hombre pierde toda posibilidad de despertar; su vida transcurre en el sueño, y en sueños muere.

47. Las posibilidades del hombre son muy grandes. No pueden Uds. concebir siquiera una sombra de lo que el hombre puede obtener. Pero nada puede obtenerse en sueños. En la consciencia de un hombre dormido, sus ilusiones, sus “sueños”, están mezclados con la realidad. Vive en un mundo subjetivo y no puede huir de él. Esta es la razón por la que nunca puede utilizar todos los poderes que posee y también la razón por la que vive siempre dentro de una pequeña parte de sí mismo.

48. Es que nosotros no nos damos cuenta cuan contradictorios y cuan hostiles son entre sí los diferentes “yo” que forman nuestra personalidad. Si el hombre sintiese todas estas contradicciones, sentiría lo que realmente es. Sentiría que está loco.

49. El despertar solamente es posible para quienes lo buscan y lo desean, para quienes están dispuestos a luchar consigo mismos, y a trabajar sobre sí mismos durante mucho tiempo, y muy persistentemente, a fin de conseguir ese despertar. Para esto es preciso destruir los “topes”; dicho en otra forma, es necesario salir e ir al encuentro de todos aquellos sufrimientos interiores relacionados con la sensación de las contradicciones. Lo que es más, la destrucción de los “topes” requiere en sí misma un prolongado esfuerzo, y el hombre tiene que estar de acuerdo con esta clase de trabajo y tiene que darse plena cuenta de que el resultado no será sino toda suerte de incomodidades, y de sufrimientos.
Pero ocurre que el juicio interno es el único fuego que puede fundir en una sola materia todos los polvos que hay en la retorta que mencioné antes, y es el único medio de crear la unidad que el hombre no tiene en aquel estado en que comienza a estudiarse a sí mismo.

50. Las gentes gustan mucho hablar sobre la moralidad. Pero la moralidad es mera auto-sugestión. Lo que hace falta es juicio interno. Nosotros no enseñamos moralidad. Enseñamos la manera de hallar el juicio interno. A las gentes esto les produce desagrado. Dicen que nosotros no tenemos amor. Se trata sencillamente de que nosotros no fomentamos ni la hipocresía ni la debilidad. Al contrario, nosotros arrancamos todas las máscaras.

51. Si un hombre se da cuenta de que está dormido y quiere despertar, entonces todo cuanto le ayude a despertar será bueno, y todo cuanto le impida este despertar será malo. En exactamente la misma forma comprenderá lo que es bueno y malo para la demás gente. Lo que les ayude a despertar será bueno, lo que se lo impida, lo que prolongue su sueño será malo. Pero esto tiene validez únicamente para quienes quieren verdaderamente despertar, para aquellos que comprenden que están dormidos. Aquellos que no entienden esto, aquellos que no se dan cuenta de que están dormidos, y aquellos que no pueden querer despertar, no pueden tener una comprensión del bien y del mal. Y como la abrumadora mayoría de las gentes no se da cuenta y jamás se dará cuenta de que están dormidas, ni el bien ni el mal realmente existen para ellas.

52. La renuncia a las propias decisiones, la subordinación de la propia voluntad a la voluntad de otro, todo ello puede presentar insalvables dificultades para el hombre que no haya comprendido, de antemano, que no está sacrificando ni modificando nada en su vida, que durante toda su vida ha estado sujeto a una o a varias voluntades extrañas a sí mismo, y que nunca ha tenido verdaderas decisiones propias. Pero, por lo general, el hombre no es consciente de estas cosas. Considera que tiene el derecho de elegir libremente. Le resulta sumamente duro renunciar a la ilusión de que dirige y organiza su vida como él la quiere. Pero no existe posibilidad alguna de trabajo sobre uno mismo hasta que uno no se ha liberado de semejante ilusión.
Debe darse plena cuenta de que no existe; debe darse cuenta de que no puede perder nada porque en realidad no tiene nada que perder; debe darse cuenta de su “nadidad” en el más amplio sentido de la palabra.

53. Debe entenderse que el hombre consiste en dos partes: esencia y personalidad. La esencia en el hombre es aquello que le es propio. La personalidad “no le es propia”. Quiero decir con esto que la personalidad viene de afuera, de lo que ha aprendido, de lo que refleja; todos los rasgos de las impresiones externas que han quedado en su memoria o en sus sensaciones creados por medio de la imitación, todo ello es la suma de “lo que no le es propio” todo ello forma la personalidad.

54. El niño pequeño no tiene personalidad de ninguna especie. Es lo que verdaderamente es. Es esencia. Sus deseos, sus gustos, sus aficiones, sus disgustos, todo ello expresa lo que realmente es.

55. La esencia es la verdad de lo que hay en el hombre; la personalidad es lo falso. Pero en proporción al crecimiento de la personalidad, la esencia se manifiesta más y más raramente, más y más débilmente, y a menudo ocurre que el crecimiento y desarrollo de la esencia se detiene a una edad muy temprana y deja por completo de crecer.

56. El desarrollo de la esencia depende del trabajo en sí mismo.
Un momento muy importante en el trabajo en sí mismo es cuando el hombre comienza a distinguir entre su personalidad y su esencia. El verdadero YO de un hombre, su individualidad, sólo puede crecer partiendo de esta esencia.

57. Lo que es más, ocurre también muy a menudo que la esencia muere en un hombre mientras su personalidad y su cuerpo están aún vivos. Un considerable porcentaje de las gentes que vemos por las calles de cualquier gran ciudad están ya completamente vacías por dentro; es decir, están ya verdaderamente muertas.
Es una gran suerte el que nosotros ni veamos ni sepamos la verdad de estas cosas. Si verdaderamente supiésemos cuántas personas están verdaderamente muertas y si supiésemos cuántos de estos cadáveres animados gobiernan nuestra vida, nos volveríamos locos de horror. Y en realidad suele suceder que hay personas que se vuelven locas porque algo de esto llegan a descubrir sin haber recibido la necesaria preparación, es decir que llegan a ver algo que no deberían haber visto. A fin de poder ver estas cosas sin peligro alguno, es necesario estar en uno de los caminos. Si un hombre incapaz de hacer algo por sí mismo llega a descubrir la verdad, por cierto que se volverá loco. Pero esto sucede muy raras veces. Por lo general, todo está dispuesto de tal modo que ninguna persona pueda ver la verdad prematuramente. La personalidad no puede ver sino aquello que le gusta ver, y aquello que no interfiere con su propia vida. Nunca ve lo que no le gusta. Esto está bien y mal a la vez. Es buena cosa para quien quiere dormir, y pésima si quiere despertar.

58. Debemos “recordarnos a nosotros mismos”. Pero esto nos será posible únicamente si tenemos en nosotros la suficiente energía para esta íntima recordación.

59. La respuesta es que cada hombre dispone de la suficiente energía para comenzar a trabajar en sí mismo. Sólo hace falta aprender a ahorrar la mayor parte de la energía que poseemos para un trabajo benéfico, en vez de desperdiciarla improductivamente.

60. Los caminos errados son muy numerosos, pero en la mayoría de los casos no conducen a ninguna parte. Y el hombre se encuentra en estos siempre dando vueltas en el mismo punto, creyendo que va alguna parte.

61. Un hombre puede nacer, pero a fin de nacer tiene, primero, que morir; y a fin de morir tiene, primero, que despertar.

62. El hombre tiene que librarse de las mil y una amarras pequeñas, apegos e identificaciones que le sujetan a la situación en que se encuentra. Está sujeto a todo cuanto es su vida, sujeto a su imaginación, sujeto a su estupidez, sujeto aún a sus sufrimientos, posiblemente a sus sufrimientos más que a cualquier otra cosa. Tiene que librarse de estas amarras. El apego a las cosas, la identificación con las cosas mantienen viva en el hombre una legión de pequeños “yo” que son inútiles. Todos estos “yo” tienen que morir a fin de que pueda nacer el Gran YO. ¿Pero cómo puede hacérselos morir? Por cierto que ellos no querrán morir. Justamente a esta altura es cuando la posibilidad de despertar viene al rescate del hombre. Despertar significa darse cuenta de la nadidad que uno es; es decir, darse cuenta de la completa y absoluta mecanicidad de uno y de la propia impotencia. No basta darse cuenta de ello filosóficamente, en palabras. Es necesario darse cuenta en el hecho, a través de los hechos claros, de los hechos simples y concretos de las cosas de todos los días. Cuando el hombre comienza a conocerse a sí mismo más que sea un poco, también comienza a ver que tiene o lleva en sí mismo algo que le horroriza.

63. Antes que nada, uno debe darse cuenta de que el sueño que tiene dominado al hombre no es un sueño normal, sino un sueño hipnótico. El hombre vive hipnotizado, y este estado hipnótico se mantiene y fortifica continuamente en él. Uno podría hasta llegar a pensar que hay ciertas fuerzas para las cuales es útil y las cuales ganan mucho al mantener al hombre en este estado hipnótico, impidiéndole ver la verdad e impidiéndole darse plena cuenta de la situación en que se encuentra.

64. Es posible que Uds. se hayan topado en alguna parte con la palabra “kundalini”, especialmente en la literatura ocultista, con “el fuego de kundalini”, o “la serpiente de kundalini”. Se utiliza a menudo esta expresión para designar cierto tipo de una extraña fuerza que yace en el hombre y que puede despertarse. Pero ninguna de las teorías conocidas ofrece una explicación correcta acerca de lo que verdaderamente es la fuerza de kundalini. Algunas veces se la relaciona con el sexo, con la energía sexual, o sea con la posibilidad de utilizar la energía sexual con otros fines. Esto último está totalmente equivocado por cuanto kundalini puede hallarse en cualquier cosa. Y, sobre todo, kundalini no es algo deseable en forma alguna y mucho menos puede favorecer el desarrollo del hombre. Es muy curioso ver como estos “ocultistas” se han apoderado de una palabra que alguien halló en alguna parte, pero han alterado su significado tan completamente, que de una cosa terrible y peligrosa han hecho algo que creen que vale la pena esperar y ansiar, como si se tratase de alguna bendición.

65. Kundalini en realidad es una fuerza que se introdujo en el hombre para mantenerlo en su actual condición. Si los hombres se diesen cuenta, si pudiesen advertir la realidad de su situación y todo el horror que ella implica, no podrían permanecer donde están un sólo instante más. Comenzarían a buscar una salida, y pronto la hallarían porque hay una salida, una puerta de escape, pero los hombres no la pueden ver porque, sencillamente, están hipnotizados. Kundalini es la fuerza que los mantiene en este estado hipnótico. “Despertar” significa pues deshipnotizarse. Justamente en esto estriba la principal de todas las dificultades y en ello, por lo mismo, reside la garantía de su posibilidad de éxito porque no hay ninguna razón orgánica para el sueño, y el hombre puede despertar.
Pero esta es la teoría; en la práctica es casi imposible porque en cuanto el hombre despierta un poco y abre los ojos, todas las fuerzas que motivaron su sueño caen nuevamente sobre él con diez veces más fuerza, y el hombre vuelve a quedar dormido; a menudo hasta sueña que está despertando o que está despierto.

66. ¿Qué es lo que se necesita para despertar a un hombre dormido? Se necesita un buen shock. Pero cuando el hombre está profundamente dormido, no basta con un solo shock. Necesita estar sometido a un largo período de continuos shocks.

67. La más difícil de todas las barreras es la conquista de la mentira. El hombre miente tanto y tan constantemente tanto a sí mismo como a los demás y en forma tal, que deja de darse cuenta de que está mintiendo. No obstante, es preciso conquistar la mentira.

68. Los esfuerzos ordinarios no cuentan para nada. Solo valen los super-esfuerzos. Así es con todo y para todas las cosas. Aquellos que no quieren hacer super-esfuerzos harían mucho mejor en abandonarlo todo.

69. Más vale morir haciendo esfuerzos para despertar que vivir sumido en el sueño. Este es un aspecto. Otro aspecto es que no es tan fácil morir a consecuencia de un esfuerzo. Tenemos muchísima más fuerza de lo que creemos. Pero jamás la utilizamos.

70. El centro ha conectado directamente con el acumulador grande. Este acumulador contiene una enorme cantidad de energía. Conectado con el acumulador grande el hombre puede, literalmente, obrar milagros.

71. No hace falta tenerle tanto miedo a los esfuerzos; en forma alguna se corre el peligro de morir a causa de ellos. Es mucho más fácil morir de inacción, de pereza y del temor a hacer esfuerzos.

72. Tenemos que aprender a sacar energía directamente del gran acumulador.

73. A fin de acercarse a este sistema con seriedad, es preciso estar ya desilusionado, ante todo de sí mismos. Es decir, estar verdaderamente desilusionado de sus poderes, y, en segundo lugar, de los caminos viejos y trillados. El hombre no puede sentir el valor de este sistema hasta que no se haya desilusionado de lo que está haciendo, de lo que está buscando.

74. El hombre tiene que estar lo suficientemente desilusionado de los medios y métodos ordinarios, y a la vez tiene que pensar o aceptar la idea de que puede haber algo en alguna parte. Si se habla con un hombre que está en esta situación, puede discernir el sabor de verdad en lo que se le dice, aún cuando se le diga burdamente. Pero si se habla con algún hombre que está convencido de otra cosa, todo cuanto se le diga le parecerá absurdo y nunca prestará atención seriamente. No vale la pena perder el tiempo con estas personas. Este sistema es para aquellos que ya han buscado, que se han quemado. Aquellos que no han buscado y que no buscan en forma alguna, por cierto que no lo necesitan. Y aquellos que no se han quemado tampoco lo necesitan.

75. El sexo desempeña un papel tremendamente importante en mantener la mecanicidad de la vida. Todo cuanto hacen las gentes está relacionado con el sexo. La política, la religión, el arte, el teatro, la música. Todo es sexo. ¿Creen Uds. que las gentes van a un teatro a ver alguna nueva obra? ¿O que van a la iglesia verdaderamente a rezar? Eso lo hacen por guardar las apariencias. Lo principal, tanto en el teatro como en la iglesia, es que habrá muchos hombres y muchas mujeres. Esto constituye el centro de gravedad de todas las reuniones. ¿Qué creen Uds. que lleva a las gentes a los cafés, a los restaurants, a las fiestas? Una cosa solamente: el sexo. Esta es la principal fuerza motriz de todo lo mecánico. Todo el sueño del hombre, toda la hipnosis a que está sometido, todo depende del sexo.

76. Este estado de cosas ha sido creado por fuerzas cósmicas, y son las fuerzas cósmicas las que tienen el control de la situación. Y Uds. me preguntan: ¿Puede dejarse así o debe modificarse? Ni Dios mismo podría cambiar lo hecho. ¿Recuerdan Uds. lo dicho acerca de los 48 órdenes de leyes? Nadie puede cambiarlas, pero uno puede librarse de un buen número de ellas; es decir, existe la posibilidad de cambiar el estado de cosas para uno mismo. Es posible huir de la ley general. Ya deberían Uds. haber comprendido que en este caso, como en todos los otros, no puede cambiarse la ley general. Pero uno puede cambiar su propia situación con relación a estas leyes; uno puede huir de la ley general. Tanto más desde que la ley acerca de la cual estoy hablando, o sea el poder que el sexo ejerce sobre las gentes, incluye muchas posibilidades diferentes. Incluye la principal forma de esclavitud, y por lo mismo incluye la principal y la más grande de todas las posibilidades de liberación. Esto es lo que tienen Uds. que entender acabadamente.
El “nuevo nacimiento” de que ya hemos hablado tantas veces antes, depende tanto de la energía sexual como el nacimiento físico o la propagación de las especies.

77. La abstinencia sexual es necesaria sólo en ciertos casos, o sea para ciertos tipos. Para otros no es necesario en absoluto. Y aún hay otros tipos en quienes la abstinencia viene por sí misma en cuanto comienza la transmutación. Explicaré esto con mayor claridad. Para ciertos tipos es necesario observar una prolongada abstinencia sexual a fin de que la transmutación comience. Esto significa que sin una prolongada y completa abstinencia sexual la transmutación no puede comenzar. Pero una vez que la transmutación ha comenzado, ya no es necesario abstenerse. En otros casos, es decir con otros tipos, la transmutación puede comenzar en una vida sexual normal, y al contrario de otros tipos, puede comenzar antes y hasta desarrollarse muchísimo mejor con un abundante gasto externo de energía sexual. En el tercer caso aún, una vez comenzada la transmutación, ella absorbe toda la energía sexual y pone fin a la vida sexual normal o al gasto externo de energía sexual.

78. Deben Uds. comprender donde yace el mal principal y qué es lo que constituye la verdadera esclavitud. No reside en el sexo propiamente, sino en el abuso del sexo.

79. Es imposible explicarle a un hombre que aún no ha comenzado a trabajar en sí mismo y que ignora la estructura de la máquina humana, lo que verdaderamente significa el “abuso del sexo”; esto es tan imposible como indicarle lo que se debe hacer para evitar estos abusos. El trabajo correcto en sí mismo comienza con la creación de un centro de gravedad permanente. Cuando se ha forjado un centro de gravedad permanente, todo lo demás comienza a hallar su lugar y a distribuirse en subordinación a ello.

80. Solamente trabajaré con aquellos que me puedan servir para el logro de mi objetivo. Y útil puede serme tan sólo aquel que haya decidido luchar firmemente consigo mismo; es decir, luchar contra su mecanicidad.

81. Las gentes le temen al silencio más que a cualquier otra cosa, que nuestra tendencia a hablar sin motivo alguno nace de un sentido de autodefensa, y siempre se basa en una renuencia o en la repugnancia para ver algo abiertamente, una resistencia para confesarse algo a sí mismo.

82. Lo que las gentes tienen que aprender a sacrificar son sus sufrimientos. También es muy difícil sacrificar los propios sufrimientos. El hombre está siempre dispuesto a renunciar a cualquiera de sus placeres, pero en forma alguna está dispuesto a renunciar a sus sufrimientos. El hombre ha sido hecho de tal modo que no hay nada en su vida a que se encuentre más apegado que a sus sufrimientos. Y es preciso estar libre del sufrimiento. Nadie que no esté libre del sufrimiento, nadie que no haya sacrificado su sufrimiento puede en realidad trabajar. Más adelante tendremos mucho que decir acerca del sufrimiento. Nada puede obtenerse sin sufrimientos, pero a la vez uno tiene que comenzar por sacrificar los sufrimientos. Ahora, descifre Ud. lo que quiero decir con todo esto.

83. El desarrollo de la máquina humana y el enriquecimiento del ser, comienzan con una nueva y desacostumbrada función de, justamente, la máquina.

84. Lo que más necesita la cultura contemporánea es autómatas. No cabe duda de que las gentes están perdiendo sus hábitos de independencia, que se están convirtiendo en autómatas, en partes de una máquina. Es imposible prever el final de todo esto, y cual es la salida, o si hay una salida o si alguna vez tendrá un fin. En medio de todo esto hay sólo una cosa cierta: la esclavitud del hombre va en continuo aumento. Crece cada día. El hombre está convirtiéndose en un esclavo voluntario. Ya no precisa cadenas. Ha comenzado a enamorarse de su esclavitud, aún a sentirse orgulloso de ella. Y esto es lo más terrible y lo más trágico que puede sucederle a un hombre.

85. Doscientas personas conscientes, si es que existiesen y lo considerasen legítimo, podrían cambiar totalmente la vida en la tierra.

86. Cada clase de criatura, cada grado de ser, se define por lo que les sirve de alimento y por aquello para lo cual, ellos mismos sirven de alimento a su vez. En el orden cósmico cada clase de criaturas se alimenta de una clase definida de criaturas inferiores, y a su vez es una clase definida de alimento para criaturas superiores.

87. En el trabajo sólo cuentan los super-esfuerzos, o sea aquellos esfuerzos que pasan de lo normal, que van más allá de lo que es necesario; los esfuerzos ordinarios no se toman en cuenta.

88. Pecado es aquello que mantiene al hombre amarrado en un punto cuando el hombre ha decidido moverse, si es que es capaz de moverse. Los pecados solamente existen para las gentes que están en El Camino, o que se están acercando a él. El pecado es aquello que detiene al hombre en este propósito, aquello que le ayuda a engañarse a sí mismo y a pensar que está trabajando, cuando en realidad sólo duerme. El pecado es lo que hace dormir a la gente, cuando han decidido despertar. ¿Y qué es lo que más hace dormir al hombre? Nuevamente todo aquello que no es necesario, aquello que no le es indispensable. Lo indispensable está siempre permitido. Pero más allá de lo indispensable comienza la hipnosis. Pero tienen que recordar que esto trata y se refiere únicamente a aquellos que están trabajando, o a aquellos que se consideran una parte de este trabajo. Este trabajo consiste en someterse voluntariamente a un sufrimiento temporal a fin de verse libre del sufrimiento eterno. Pero las gentes tienen miedo de sufrir. Quieren disponer de sus placeres ahora, inmediatamente y para siempre. No quieren entender que el placer es un atributo del paraíso y que esto es algo que hay que ganarlo. Esto es necesario, pero no en razón de leyes arbitrarias o de alguna moral interna, sino en razón de que si el hombre obtiene sus placeres sin antes habérselos ganado con su esfuerzo, no los podrá conservar y el mismo placer se convertirá en sufrimiento. Todo estriba en saber conquistar el placer y en poder conservarlo. Todo el asunto estriba poder hacerlo. Quien sea capaz de hacerlo, nada tiene que aprender. Pero el camino hacia esta conquista está en el sufrimiento.

89. Los ejercicios correctos que conducen directamente a la dominación del organismo y a someter sus funciones conscientes e inconscientes a la voluntad, comienzan con los ejercicios respiratorios. Si no se domina la respiración, no se domina nada. Pero dominar la respiración dista mucho de ser cosa fácil.

Apuntes sobre la modernidad

In literatura on 18 junio 2015 at 3:22
  • Bajo el signo general de la filosofia siendo el hombre antiguo por excelencia un espiritu contemplativo no consideraba que tenia por obligacion “ganar tiempo” y dinero.
  • Una minoria posee el dinero (capitalismo) y una mayoria lo produce (comunismo)!
  • La inteligencia, digamos el racionalismo, es, por naturaleza agnostico, comienza la supremacia de la ciencia que actualmente nos gobierna.
  • El desarrollo de la tecnica prosigue su marcha acelerada y nadie sabria detenerla ni frenarla.
  • Ciertamente, en el mundo actual, intelectualizado a ultranza, el hombre emocional es constantemente herido y raramente es de los que alcanzan las cuspides de su desarrollo.
  • La naturaleza emotiva le deberia permitir equilibrar sus centros inferiores mas facil y rapidamente que al de naturaleza intelectual que por su constitucion psiquica reforzada por la educacion, la instruccion y el ambiente intelectual, termina por hacer de él un ser perfectamente unilateral.
  • Esta es la causa por la que la actual sociedad moderna (si aun podemos llamarla asi) no llegara a estabilizarse y a equilibrar la vida… aunque el progreso de la tecnica ofrece todos los medios materiales necesarios para que seamos felices, oh paradoja, cada vez estamos mas lejos.
  • Preguntele al burgues intelectual que paso, él siempre tendra alguna respuesta absurda (y principios que defender) y ademas es el padre de la criatura.
  • Alcanzado el poder, el hombre explorador y calculador, la burguesia y los intelectuales (la elite) dirige entonces lo esencial de las actividades de occidente, hacia donde? hacia la revolucion industrial!… donde no hizo mas que fabricar su propia lapida y despedirse de su humanidad.
  • La ciencia que desde entonces ha producido “maravillas” en el dominio de los medios, no ha indicado de ningua manera los procedimientos practicos que permitieran controlar esos medios.
  • Ella promete el lujo gratuito, pero no lo ha instaurado, ni aun bosquejado la nueva organizacion de una sociedad mas justa, donde los hombres serian liberados de la servidumbre de ganarse el pan con el sudor de su frente.
  • El hombre de ciencia intelectual ha creado la maquina pero la maquina es hoy en dia una fuerza de la que no es mas el maestro, sino que la maquina utiliza al hombre para su propio desarrollo y no al reves. Y la clase dirigente de ayer se ve superada, incpaz de asumir la responsabilidad del poder en el mundo actual.

In literatura on 18 junio 2015 at 2:41

Sergio Gonzalez Litterae

      Yo no puedo hablar por los demás pero me he pasado la vida persiguiendo encontrar a un otro yo en el cuerpo de otro para amarlo, sin caer en la no por inocente menos cruel cuenta de que, mientra mas lo busco mas abandono a este que soy.
       Vivimos buscando besarnos y abrazarnos a través de otros. Es el gran cuento de hadas de la vida. Tu besas a ese otro tu que se ha detenido a mirarte y que a su vez te busca porque el o ella al igual, a través de ti se ama, ignorando que se olvida de esa otra cara de su propio abandono.
                                                                 Sergio Gonzalez.

Ver la entrada original

psicoactivos y chakras

In literatura on 17 junio 2015 at 23:48

chakras/https://despiertacordoba.wordpress.com/2015/06/17/psicoactivos-y-chakras/

Lamentable

In literatura on 17 junio 2015 at 23:35

Es lamentable ver a la gente defendiendo con tanta ridícula vehemencia el oscuro statu quo mundial sionista que hoy nos somete.

Tecnologia NO HUMANA. Microchips

In literatura on 17 junio 2015 at 17:45

images

Cada generación nace y crece en un contexto social diferente, política, economía, costumbres, avances científicos, tecnológicos, etc., formando parte de su mundo desde pequeños, siendo para ellos natural todo su contorno, una persona nacida en la década de los noventa (1990), no tendrá ningún problema en, por ejemplo, aceptar, comprender y usar una computadora, pues es tan común para ellos como la televisión para una que nació en la década de los cincuenta (1950), porque nació y creció junto con ella; pero, ¿realmente es algo tan común?. Cuando hace tiempo me hice esa pregunta comencé a interiorizarme por la historia, fabricación y funcionamiento de alguna de esas tecnologías, que extrañamente, no me llegaban a cerrar del todo. Una de las más enigmáticas para mí era el microchip, no voy a describir su historia, pues pueden encontrar la “historia oficial” en Internet, pero si voy a centrarme en su fabricación y funcionamiento, que como voy a exponer es, una tecnología imposible.

El microchip, es un circuito integrado formado por elementos electrónicos como transistores, esistencias, capacitores, diodos, etc., que cumple una función determinada de procesamiento de datos. Ahora bien, cuando hablamos de micro, hablamos de medidas en micrónes, (milésimas de milímetro), un microchip de un teléfono celular puede tener el tamaño de la cabeza de un alfiler, por ejemplo los microprocesadores actuales, tienen el tamaño de una uña del dedo meñique y albergan en su interior nada menos que seiscientos millones (600.000.000) de transistores por núcleo, eso quiere decir que un procesador Intel I7 de cuatro núcleos tiene dos mil cuatrocientos millones (2.400.000.000) de transistores en un espacio de a lo sumo, un centímetro cuadrado (1cm²), no hablemos de la tecnología necesaria para su fabricación, pues la escala necesaria es de treinta y cinco nano micrónes (35 nm), un nano micrón es la millonésima parte de un milímetro o sea es inimaginable. Concentrémonos en el diseño del circuito, este tiene que ser diseñado por uno o varios ingenieros electrónicos antes de ser construido, supongamos que el diseño y ubicación de cada elemento (transistor) demore en el tablero un (1) minuto, para finalizar el circuito se necesitarían 4566 años ininterrumpidos de trabajo sólo para el diseño. Ustedes dirán, si pero hay programas informáticos que reducirían notablemente ese tiempo, pero, ¿y el diseño del primero?, entonces estamos ante una singularidad, ¿quien fue primero, el huevo o la gallina? Sumemos a esto que nadie sabe en realidad como se construyen y como trabajan, además del hecho que sólo una persona tiene permitido el ingreso al lugar donde se fabrican y que este está catalogado como de máxima seguridad. Podría seguir enumerando mas enigmas pero como ejemplo es suficiente.

Con esto quiero mostrar y decir que el microchip igual que otras tecnologías que vemos tan comunes, no fue inventado ni diseñado por el hombre, Cuanto más lo analicemos, mas veremos que es una tecnología imposible, saquen ustedes sus propias conclusiones, si esta tecnología existe y se conoce, es seguro que ya es obsoleta comparada con la que mantienen en secreto y no dan a conocer, igual pasa con muchas otras que se habla tanto en estos tiempos, como H.A.A.R.P (High Frequency Active Auroral Research Program) programa de investigación de aurora activa de alta frecuencia, tan relacionado ahora con las armas climáticas y causante de huracanes, terremotos y otros acontecimientos, que no dudo que sea así, pero seguramente nos entretienen con esto mientras usan otras mucho más poderosas y efectivas. La tecnología imposible esta entre nosotros, la tenemos en nuestras casas, la llevamos en nuestros bolsillos, está en nuestros productos y nuestros alimentos, y no nos damos cuenta de ello, y que ademas no nos pertenece, tal vez tendrán que preguntarse algún día a quien le pertenece y estar preparados para una inesperada respuesta.

La esencia en la desprogramación mental

In literatura on 14 junio 2015 at 2:15

Estas últimas casi tres semanas, que no he escrito una sola línea en el blog, han sido de práctica intensa y mejor aprendizaje del uso de la energía de mi esencia para auto-sanar, desprogramar y limpiar cosas a niveles cada vez más profundos, que ni siquiera era consciente que tenia programadas en mi psique. El solo hecho de intentar mantener la consciencia de tu ser activa y “presente” todo el día en uno mismo, es ya un esfuerzo de auto-observación y de auto-disciplina, pues cada vez que notas que algún “Yo” de la personalidad artificial ha vuelto a coger las riendas de la mente hay que volver a “apartarlo”, con la voluntad de darle de nuevo el control al “yo observador” y, si es posible, al propio ser/esencia/mónada.

Lo que si que veo de forma práctica en mi mismo, cada vez más claramente, es que el potencial de nuestra “chispa divina” para hacer todo tipo de trabajo terapéutico de sanación es enorme (mi mente racional y “técnica” a veces pone en duda los resultados que siento en mi, propio del llamado arquetipo científico del que hablamos también en la conferencia, muy fuerte en mi programación y en mi configuración mental). Estos días solo he estado buscando aquellos bloqueos que me impedían dar otro “salto” evolutivo, por llamarlo de alguna forma, aquello que obstaculizaba mi propio crecimiento a un escalón superior del que me encuentro actualmente, y, básicamente casi todo lo que han salido son aquellos bloqueos que llamamos “memorias kármicas”, que suelen ser miedos, experiencias negativas, y patrones limitantes que provienen de otras encarnaciones. El cómo conectar con la energía de vuestra mónada o esencia lo tenéis más o menos resumido en este otro artículo sobre “Curación y transmutación con la energía de la esencia” donde ya vimos como, accediendo a través de la línea del Hara, hacia un punto que situamos por detrás del ombligo, abrimos una puerta de acceso “dimensional” al ser de cada uno, que mora en su propia dimensión y localización fuera de nuestra dimensión física, pero que “atraemos” hacia la misma para desprogramar, eliminar y transmutar todo clase de programación, miedos, patrones, etc., etc. de las diferentes esferas mentales.

Regrabar las runas del patrón conductual

La verdad es que este trabajo es bastante sutil, primero uno debe identificar aquello a ser sanado, para encontrar las creencias limitadoras y los patrones de comportamiento a quitar, y luego, dependiendo de su complejidad, y una vez localizada la esfera o esferas donde están, mover la energía de la esencia hacia esa zona para eliminarlos. También hemos hecho pruebas con éxito para regrabar las runas del patrón conductual que todos traemos por defecto al nacer (y las que se van grabando a lo largo de nuestra vida), especialmente la que os contaba en el anterior artículo sobre el faltante emocional por la concepción sin “consciencia” con la que todos, o la mayoría, hemos nacido, así, la misma energía de la esencia, borra la runa mental correspondiente a la “falta de conciencia” y “falta de amor” y la graba con la energía de “amor cuántico de la Fuente”.

Esto tiene el efecto de reducir la necesidad de buscar ese faltante emocional y amor “fuera”, en los demás, ya que tienes grabado en ti el “amor eterno” que la Fuente tiene por todo lo creado, al reducir esa necesidad emocional de los demás hacia uno mismo, se reduce la necesidad de “protagonismo egoico”, es decir, de querer ser “querido” y sostenido, admirado o simplemente de que los demás llenen el vacío que antes teníamos, y, al reducir la necesidad del programa ego de buscar “cosas fuera”, este pierde más poder (se calma ligeramente) y es más sencillo trabajar con la esencia al mando de la personalidad artificial.

Reducir la energía del miedo

Otra de las cosas con las que he experimentado es con la reducción de la energía del miedo que sostiene al programa ego. La cuestión es que, me daba cuenta, especialmente por la noche, que en mi mente empezaban a circular pensamientos asociados a las cosas del día, los problemas o situaciones vividas, pero tratándolas desde el punto de vista más negativo posible, sin saber muy bien porqué, revivía todo eso desde el ángulo más “drástico” y “dramático”. Parando esa retahíla de pensamientos, me situaba de nuevo en el “yo observador” (que evidentemente había perdido el control para que lo anterior pudiera haber sucedido) y buscaba la causa de tales pensamientos de bajo nivel y vibración. Básicamente, lo que encontraba, eran las conexiones que iban hacia el programa ego para su sustento y alimentación, pues como ya comentábamos también en la conferencia de la psique del ser humano, el ego se nutre de todo aquello asociado al miedo, de ahí que, al bajar la guardia, genera siempre que puede cualquier forma mental que le dé el sustento necesario para seguir funcionando.

Lo que he hecho, y en este caso no ha sido solo cuestión de observarme y parar ese tipo de cháchara mental cuando me he descubierto en ello, es una desprogramación de nuevo de varios componentes y patrones que producían literalmente este tipo de comportamiento. Tuve que trabajar con la ayuda de aquellos que llamamos “guías”, porque yo solo no era capaz de extraer estos componentes de mi psique, pero si que lo pudieron hacer por mi hace un par de noches, cuando en una meditación, pedí ayuda y nos pusimos a desprogramar este tema. Lo que “note” salir de mi, podría asimilarse a unos “tubos” energéticos con “chips informáticos” en su interior (mi representación y decodificación visual con visión interna) de programas generadores de “miedo mental”. Me queda la duda si seré capaz o si se podrá cambiar literalmente la forma de alimentar al programa ego, revirtiendo su polaridad para que, puesto que este programa no se puede eliminar, al menos se le pueda alimentar con energía “positiva”, lo cual significaría que, si el entramado psíquico y energético que nutre a la consciencia artificial, pudiera revertirse de polaridad de alguna forma, serían las energías positivas las que harían funcionar la personalidad que ahora escribe esto, y que está en control bajo el programa ego. No tengo respuesta para esto, es una cosa que tengo anotada para investigar y probar en mi, veré si con mis compañeros podemos hacerlo también, y a ver que pasa.

En todo caso, ha sido la necesidad de mi ser o mónada de no quedarse “estancada” en el vehículo que usa (yo, como ser humano) la que me está llevando a tratar de seguir avanzando hacia niveles de crecimiento personal cada vez más allá de donde me encuentro ahora. La voz interior que me incita a limpiar y sanar aquello que impide una mejor conexión, una expansión del potencial que todos poseemos, una sanación de todo lo que bloquea el poder servir mejor a los demás y hacer mi trabajo, etc., etc. Estos días seguiré con lo mismo, pues así siento que debo hacerlo. De hecho, me percibo casi como un Lego al que están desmontando para eliminar las piezas que sobran y dejar solo aquello que realmente interesa, el corazón puro, la cabeza limpia y desprogramada, y la conexión con mi esencia, con mi SER y con el resto de la Creación funcionando al mejor nivel posible.

*******

SER HUMANO

Que difícil a veces es ser humano,
olvidar quien eres, de donde vienes,
olvidar porque viniste, para qué lo hiciste,
pensar que te abandonaron, que estás solo,
no recordar que elegiste venir,
y pensar que te castigaron,
creer que estás separado de todos,
y no saber que eso es imposible.

Que difícil a veces es ser humano,
no ver que en ti mora la eternidad,
y pensar que todo se va a terminar.
Vivir bajo una careta que cambia constantemente,
no saber reconocer la verdadera cara de la Fuente,
no ver la luz que hay en ti,
y no saber verla en los demás.

Que difícil es ser humano, a veces
aunque vayas recordando quien eres,
y tengas atisbos de esa libertad,
aunque vayas recordando para que viniste,
y vayas descubriendo que tu lo elegiste,
aunque vayas recordando que el amor que sentías por Gea
te hacía volver contra viento y marea,
aunque vayas recordando que no estás separado de nada,
por mucho que tus caretas y fachadas estuvieran programadas,

Que difícil es ser humano, aunque cada vez menos,
porque ahora voy recordando quien soy
y que la luz eterna mora en mí,
porque ahora sé que para lo que vine
y el amor que siento me mueve adonde voy,
porque ahora sé que no existe mayor gloria
que servir como vehículo a aquel que me creó
porque siento la belleza de mi planeta
y lo siento como nunca en mi interior.

Porque ahora siento que vale la pena ser humano
y dejar de ser un experimento,
porque ahora sé que el final está cerca
y sabré quien soy, sabré porque vine, y sabré que no estoy separado del Creador.
Sabré que nunca lo estuve, sabré que todos somos hermanos,
sabré que todos estamos metidos en la misma búsqueda,
y sabré, sobre todo, que todos somos luz,
que somos aire, fuego, agua, que somos tierra, que somos felicidad,
que somos alegría y que somos paz.

Que fácil es ser humano, ahora que sé todo eso,
ahora que veo la luz en los demás, porque ya la vi en mi mismo
que fácil es ser humano, ahora que siento el poder de mi voluntad,
que es la voluntad de la Fuente, que me impulsa siempre a volar.

Que fácil es ser humano, cuando sé que nada puede detenerme,
cuando sé que todo es una experiencia,
cuando sé que nunca estuve solo
cuando sé que jamás lo podré estar
que fácil es ser humano, y como ansío disfrutar de ello hasta el final

David Topí

Curación y transmutación con la esencia

four_dimensions

Ahora que hemos visto los diferentes niveles de actuación en los que podemos y tenemos que trabajar para llegar a “sacar” a la dimensión áurica y física la energía de nuestra esencia, podemos quizás entender mejor el potencial y poder que esta tiene para hacer todo el trabajo de sanación y desprogramación de cualquier parte del vehículo evolutivo que usa, ya que, como podéis suponer, no solo se puede usar la esencia en las esferas mentales, sino que, correctamente aplicada, se puede usar para armonizar y sanar cualquier disfunción energética en el sistema que usamos como vehículo para esta encarnación.

Dice B. A. Brenan que es evidente, dada la importancia de la estrella del núcleo, como ella denomina a la mónada o ser que somos por la forma que tiene visto con percepción extrasensorial, que todas las terapias deberían incluir un cierto trabajo para elevar la esencia interna a todos los niveles que hay sobre ella. Todas las partes del nivel del hara, del campo aural y del cuerpo físico con las que se haya trabajado en el transcurso de una sanación o terapia energética deberían irrigarse con la esencia interna antes de concluir el proceso curativo. Completamente de acuerdo, visto lo que llevamos visto hasta ahora, porque el hecho que existan partes del cuerpo físico, del campo aural o del nivel del hara que se hayan distorsionado, bloqueado o desarmonizado, provocan que la esencia interna se vea más imposibilitada de aparecer en todo su esplendor, al nivel de poder llegar a gestionar todo el vehículo al que se enlaza y conecta para cada experiencia física.

Por eso, para hacer este trabajo de “liberación” del acceso al ser, en cada uno de los estratos que os conté en el artículo anterior, se ha de determinar la condición y estado energético de los niveles físico, aural y del hara, pues la esencia propiamente dicha no presenta jamás ningún problema. Así, cuando podemos, empezamos en una sesión terapeutica a trabajar por la parte emocional y mental de la persona, luego nos metemos a nivel más físico y de matriz etérea, y luego pasamos a la línea del hara. Finalizado todo esto, el terapeuta descubre, y luego eleva, la esencia del paciente a cada uno de los niveles que están sobre ella. Primero, se eleva la esencia al nivel del hara, a continuación al aural, y finalmente se lleva al cuerpo físico. Nosotros, si hacemos el papel de terapeuta, o si nos lo hacemos a nosotros mismos, podemos dilatar la energía que percibimos para que la esencia individual llene primero, con la intención simplemente, el nivel del hara, luego trabaje por ejemplo en la personalidad a nivel emocional y mental y luego por ejemplo también se puede dirigir a cada célula del cuerpo físico.

Abriendo un canal al ser

Para aquellos que queréis hacer esto por vuestra cuenta, probad este ejercicio que propone B. A. Brenan en sus explicaciones e investigaciones terapéuticas con la energía del ser. Basta con dedicar un rato diario a mover la conciencia hacia el punto del cuerpo, por debajo del ombligo, donde podemos sentir con más fuerza la energía de nuestra mónada. Normalmente lo más sencillo es sintonizar primero con el nivel del hara, moviendo vuestra conciencia hacia esa linea energética que “protege” la entrada a la dimensión del ser. Desde dentro de la linea del hara, se entra a un nivel más profundo, en el puro espacio de la “Creación”, y desde ahí, aparece vuestro ser o mónada, que da la impresión de “venir” hacia “arriba” como si lo estuviéramos atrayendo desde su punto de reposo hacia la dimensión mas física por encima del ombligo. Reposad ahí vuestra concentración y focalización, y tratad de sentir el calor, luz o energía que percibáis en ese punto.

Recordad que el ser NO HACE, solo ES, y por eso la sensación de que se ha conectado correctamente con la partícula divina que somos, es decir, que nuestra conciencia se ha dejado imbuir por nuestra esencia, es que no se tiene la necesidad de hacer, decir o saber nada. Todo es reposo en una especie de estado de paz profunda, de forma que, si realmente se produce esa conexión, se nos tienen que ir todas la necesidades (temporalmente, claro), de tener, hacer, querer, decir, saber, mostrar, actuar, etc., etc., etc.Aquí solo hay que estar, y nada más.

Y es que nuestra mónada es nuestra fuente divina. Al abrir esta especie de pasillo interno a nuestro ser nos conectamos automáticamente a la fuente externa de amor cuántico y energía que nos rodea, y que es todo lo que “hay” en la Creación.

A partir de aquí, cuando la esencia asciende desde su dimensión particular, aporta un gran placer, paz, alegría, etc. Y cuando la esencia interna emerge en la dimensión del hara de camino hacia nuestro mundo físico, asciende hacia el centro de los tres puntos situados a lo largo de la línea del hara que comentábamos en al artículo anterior (por encima de la cabeza, en el timo, y en el tantien inferior). Si los tres puntos están alineados, habremos alineado nuestra intención con lo mejor que hay en nosotros, y nos habremos sincronizado con la intención de nuestro plan evolutivo, de nuestro Yo Superior, de nuestro SER con mayúsculas,  o como llamemos a aquello de donde provenimos o hemos sido creados.

La esencia en los niveles superiores

Si vamos un paso más adelante, cuando la esencia asciende al nivel aural, accede al centro de los chakras y se extiende para impregnar todo el campo áurico, lo que entonces nos permite empezar a expresar nuestra esencia con nuestra personalidad. Este es un paso que no tiene que venir acompañado de la desconexión de la esfera mental preconsciente, son cosas separadas aunque puedan ir juntas, el proceso de crecimiento interno y el de desprogramación. La esencia que somos puede tomar el mando de la personalidad poco a poco aun sin desconectarnos de la malla de control, o puede hacer primero todo el trabajo de desprogramación y limpieza de las esferas mentales y luego tratar de tomar el mando del programa ego, algo que tampoco es fácil. En todo caso, esto es un proceso de crecimiento y arduo trabajo personal, no lo puede hacer nadie por nosotros, ni en una ni en mil sesiones de terapia energética.

Finalmente, cuando la esencia interna asciende al nivel físico, también tiene el poder de acceder al núcleo de cada célula, al ADN. Una experiencia con mis compañeras nos mostró como hacer esto. En este caso, yo estaba en camilla y se dirigió la energía de mi esencia hacia el nivel de mi ADN, intencionando que esta energía se superpusiera en cada unas de mis células a las hebras de ADN existente. Simplemente la sensación fue notar como esa energía entraba en ellas, creaba una especie de hebra virtual energética, y se fundía con la existente, evidentemente a nivel energético, no físico.

Hay que darse cuenta que, llegados a este punto de tantos meses de trabajo personal, de luchas diarias por eliminar miedos, transmutar esa “sombra”, sacar bloqueos de todos los niveles, desprogramar las esferas mentales, reducir el miedo, eliminar el deseo de querer cosas, unificar los yos, reducir el poder del ego, etc., etc., no son más que pasos para que la esencia tome control del vehículo físico que usa y lo mantenga controlado.

Si todo este trabajo se hace, y luego se deja de trabajar conscientemente con nuestro ser, todo esto puede llegar a revertirse. Una dura lección aprendida, ver aparecer nuevos “yos” cuando los habías unificado (el programa ego no se puede desmontar y una de sus funciones es siempre generar más sub-personalidades para adaptarse al mundo), ver parte de la programación recrearse de nuevo por que el mismo sistema de control tiene métodos para evitar que nadie se le escape, y ver como nuevos miedos o bloqueos emocionales vuelven aparecer si uno no mantiene constante la alerta, la auto observación y el trabajo interior diario. Cosa que, como ya he dicho, nadie puede hacer por nosotros, ni en una, ni en mil sesiones de terapia.

image0001

Imagen: “Hágase la Luz” – B.A.Brenan

Habíamos dicho, en el último artículo que, a través de la conexión con nuestro ser o esencia teníamos acceso a esa posibilidad de cambio de linea temporal. También habíamos hablado en la conferencia y en los artículos anteriores a la última actualización recibida sobre el cambio evolutivo, que no habríamos podido hacer ningún tipo de trabajo sobre las esferas mentales sin haber llegado a conectar conscientemente primero con la esencia, ser, partícula divina o mónada de cada uno, que no es otra cosa que aquello que somos en realidad. Así que, como todo converge para seguir aprendiendo como conectar, potenciar y sintonizar con nuestro ser, vamos a dedicar este artículo a entender más al respecto.

Desde el punto de vista del terapeuta, de la persona que está facilitando esta “liberación” de la pura energía del ser que somos, podemos hablar de trabajar a varios niveles hasta poder llegar a abrir el canal por el cual se manifiesta, y se hace consciente, a esta misma esencia para la personalidad artificial. Vamos a ver que niveles hay que “perforar” (simbólica pero a veces literalmente) para hacer este trabajo.

Diferentes estratos energéticos

Entre los compañeros que estamos haciendo este proceso, solemos usar la terminología de la terapeuta Bárbara Ann Brenan para referirnos a los diferentes niveles dimensionales y energéticos que componen el ser humano, así que esos son los nombres que os daré en este artículo para vuestra referencia.

Así, primeramente, tenemos todos los componentes, capas y cuerpos energéticos que podíamos englobar dentro de la dimensión áurica, extracorporal, y que es de sobras conocido por todos y del que abunda mucha información en la red, libros y demás. Luego tenemos la parte física y orgánica del ser humano y su correspondiente matriz etérea asociada, que no es otra cosa que el calco energético de cada hueso, tejido, órgano o musculo, que sirve de molde y película protectora para cada uno de esos componentes físicos. La matriz etérea es intracorporal y es uno de los puntos que puede dar más trabajo, pues es por ella por donde corren todos los cables, hilos energéticos, implantes, y otros bloqueos que nos hemos encontrado en el proceso de “acceso” a la esencia.

Así, tras haber trabajado a nivel áurico (limpieza emocional profunda principalmente) y físico, empezamos luego a entrar en lo que B.A. Brenan denomina la dimensión del Hara, que luego explicamos, y, por último, entramos en la dimensión de la esencia, núcleo, ser, chispa divina, partícula primordial, etc., etc.. Cuatro estratos o niveles de actuación por los cuales hemos de pasar para hacer todo este proceso de desprogramación, ya que, para hacer el trabajo de las esferas mentales, para reducir y unificar todos los Yos, para trabajar con la esfera de conciencia, la energía del ser tiene que ser traída desde su ubicación espacio-temporal, en su dimensión particular, hacia la parte física y áurica del cuerpo, así que, por decirlo de alguna forma, hemos de “sacarla” un par de niveles (simbólico) hacia arriba para poder trabajar con ella.

La línea o dimensión del Hara

LINEA HARAEn su libro “Hágase la Luz”, explica B.A. Brenan que la dimensión del Hara se percibe como una línea que une un punto por encima de la cabeza, más o menos a un metro de distancia, con el timo, con el tantien inferior y con el núcleo del planeta. Y es entrando a través de esta línea que podemos acceder luego a la esencia o ser que somos.

La esencia o ser

Para explicar el trabajo con la energía del ser, voy a usar las palabras de B.A en “Hágase la Luz” que está perfectamente explicado:

“Bajo la dimensión del Hara existe la dimensión de vuestro núcleo más profundo. El núcleo es el eterno«Yo soy lo que es, fue y será». Aquí está el origen de vuestra fuerza creativa. Vuestro núcleo es la fuente interna de lo divino. A través de la percepción extrasensorial, se parece a una estrella, una estrella-núcleo. Esta luz es una firma de la esencia eterna de cada persona. Existe fuera del tiempo, el espacio, la encarnación física e incluso el concepto del alma. Parece ser la fuente de la propia vida. Es el Dios único e individual dentro de cada uno de nosotros. Es la fuente de la que mana toda la encarnación, y no obstante permanece en paz y serenidad absolutas. Allí donde emerge la luz del núcleo, aporta curación. Allí donde está bloqueada, se declara la enfermedad.”

Usando la percepción extrasensorial, pude localizar la estrella del núcleo dentro del cuerpo. Está literalmente en el centro del cuerpo. Me doy cuenta de que la esencia del núcleo está en todas partes, pero la concentración en esta situación central en el cuerpo ayuda a establecer contacto con ella. La estrella del núcleo se encuentra de 2,5 a 4 cm por encima del ombligo, en el eje central del cuerpo. Parece una luz brillante de muchos colores. Esta luz puede extenderse infinitamente.  Conlleva una sensación muy familiar de ser libre. Es el ser que usted ha sido a lo largo de toda su vida. Es el ser que usted fue antes de esta vida concreta. Es el ser que usted seguirá siendo después de esta vida. Es el usted que existe más allá del tiempo y el espacio. Esta esencia de ser es distinta para cada persona. Es su esencia única. Es lo divino individualizado que hay dentro de usted.
Lo que puede llevar a confusión acerca de la esencia interna es que también existe en el principio  unitario divino. Es decir, es al mismo tiempo el creador individualizado que tenemos dentro y el Creador universal. A veces, esta paradoja nos resulta difícil de entender. ¿Cómo puedo ser yo y Dios al mismo tiempo? Dios es un concepto muy vasto. Dios escapa a la comprensión humana. ¿Cómo puedo llamarme Dios cuando sé que Dios es mucho más que yo? La única manera de responder esta pregunta pasa por la experiencia de la estrella del núcleo. Llevando la conciencia a la estrella del núcleo, sintiéndola y descubriendo luego que esta esencia es lo mismo que el ser, podremos resolver esta paradoja humana. En cuanto pueda experimentar su esencia interna, será capaz de encontrarla en todas partes. La encontrará en todos los lugares de su cuerpo. La hallará por todo su campo aural. La descubrirá en todos los rincones de su nivel del hara. La encontrará en todos los aspectos de su vida. La hallará extendida hacia los límites más lejanos del universo. La encontrará en todas partes donde la busque.
Su esencia interna se expresa en todas partes hasta cierto punto. Los lugares en su intención, sus campos de energía vital, en su cuerpo físico y en su vida donde se expresa más plenamente son los ámbitos en los que usted está sano y es feliz. Los lugares donde se expresa menos son los ámbitos en los que usted es menos feliz, está incómodo o tiene problemas. Es así de sencillo. Así pues, hemos vuelto al principio de este libro, donde se describe la enfermedad como una señal de que nos hemos desconectado de algún modo específico de nuestra esencia interna. Nos hemos desconectado de nuestra divinidad interna. Hemos olvidado quiénes somos. Por medio de la clarividencia, lo podemos «ver» como una desconexión del núcleo.

Pasos en la “perforación” y “liberación” energética

Así, teniendo más o menos claro los diferentes niveles en los que tenemos que trabajar, si lo viéramos de forma lineal, y por estratos, el terapeuta que está trabajando con la persona en camilla sigue los siguientes pasos para poder llegar al ser de la persona:

1) Empezando por las capas emocionales y mentales, se limpian todo lo posible para permitir el acceso a los siguientes niveles. Difícilmente sin pasar por aquí se puede llegar más lejos. Esto puede resultar un trabajo enorme, si hay muchos miedos y emociones negativas muy estancadas o muy sencillo si la persona ya viene con un trabajo personal realizado de antemano en este aspecto.

2) Eliminación de todos los bloqueos, implantes y obstáculos en la matriz etérea que impiden el acceso a la dimensión o línea del Hara. Aquí normalmente el trabajo es puro bisturí etéreo, por decirlo de alguna forma, para sacar todo aquello que llevamos implantados los seres humanos por “diseño”. Digamos que es como abrir un coche y empezar a trastear en el motor o quitar las piezas que nos han tuneado, o abrir un ordenador y empezar a sacar componentes que sobran y no deberían estar ahí.

3) Remover todo aquello que bloquea la línea del Hara propiamente dicha. De nuevo, aquí suele haber diferentes tipos de bloqueos que salen fácilmente con una sesión de operación y cirugía etérica.

4) “Entrar” literalmente en la línea del Hara y “atraer” y “subir” la esencia hacia el exterior. Si se han completado los pasos anteriores, aquí no hay ningún bloqueo ni problema ni obstáculo.

Seguiremos hablando de este tema en próximos artículos, al menos, quería explicar un poco que significa esto de trabajar con la energía del ser y “dónde” hay que ir a buscar esa energía, esa esencia, para ello. Nosotros seguimos con nuestras investigaciones para ver hasta dónde podemos llegar en este proceso, pues cada sesión que hacemos nos sorprende un poco más por el potencial y alcance que tiene.

******

Las unidades de carbono tenemos un sistema automático de funcionamiento regido por el centro motor e instintivo, por el cual no hace falta que nosotros seamos conscientes para que su funcionamiento sea correcto. Estos sistemas automatizados se manejan por “patrones básicos” o programas preestablecidos que vienen cargados de fábrica en nuestro ADN. Hoy veremos algunos de esos programas básicos para intentar comprender parte del funcionamiento de nuestra máquina humana.
Nuestro sistema tiene funciones básicas que son autónomas a nuestra voluntad, y que efectúan su trabajo sin nuestra intervención, como son las funciones metabólicas de nuestro cuerpo y de conducta de nuestra mente. Estas funciones están regidas por patrones metabólicos y conductuales específicos que trabajan con programas básicos pero complejos. Comenzaremos viendo y analizando estos programas o patrones diseñados por la creación. Veamos primeramente el patrón metabólico, que es una central de control del ser humano de sus funciones químicas principales. El patrón metabólico se encuentra dentro de las esferas mentales tratadas en el artículo “Espacio de transición dimensional”, donde dije:

La mente se conforma por la unión de ocho Quantas, que a su vez se unen con retenes energéticos (como la unión de los átomos en las moléculas) formando un Quanta cúbico de seis caras o lados (planos dimensionales) uno por cada esfera mental (1ª-preconciente, 2ª-subconciente, 3ª-conciente, 4ª-conciente-continuo, 5ª-supraconciente y 6ª-subliminal). Los Quantas cúbicos a su vez se unen en grupos de siete para conformar la forma heptocúbica de la burbuja mental (ver imagen), un Quanta cúbico por cada nota de la octava. La unión o enlace de varias formas heptocúbicas da origen a la mente o esferas mentales, éstas son insertadas en las unidades de carbono al nacer y sin ellas no seríamos seres pensantes, pues la consciencia artificial no tendría forma de existir. Estas esferas se interconectan con nuestro encéfalo, con un vórtice (arco de círculo) hacia afuera. Las mentes, por lo tanto, son formas heptocúbicas plasmáticas agrupadas entre sí, que tienen en su parte externa una estructura físico plasmática, y en cuyo interior se alojan las analfas pensantes (partículas de energía subcuántica). En el trabajo energético y metabólico de las neuronas del cerebro, se liberan partículas de energía subcuántica llamadas “alfas”, que rápidamente se convierten en “analfas”, que funcionan como materia prima virgen para que la primera fase del proceso mental se lleve a cabo por interacción de los sentidos con la realidad…

El patrón metabólico es una placa energética que se encuentra ubicada en los Quantas cúbicos y es una rejilla que cubre seis de los siete cubos del Quanta heptocúbico. En cada uno de estos cubos, celdas o receptáculos energéticos, se encuentran grabados los patrones de los seis principales elementos químicos del cuerpo, el Calcio (Ca), el Cloro (Cl), el Carbono (C), el Sodio (Na), el Potasio (K) y el Nitrógeno (N). Estos patrones tienen registradas las características físicas y químicas de los átomos de estos elementos, como la estructura atómica de los mismos, las valencias, las posibles combinaciones, los estados sub-atómicos como peso, número de electrones, protones y neutrones, etc. Cuando uno de estos seis elementos entra al cuerpo sea por la forma que sea, automáticamente es comparado con su patrón específico e identificado como elemento patrón base metabólico, poniendo en marcha una serie de procesos químicos y energéticos descritos en su momento. En el séptimo cubo del Quanta, el cubo central, se encuentran los patrones de todos los demás elementos químicos del cuerpo, que de una u otra manera, se combinan con los elementos del patrón base. De esta forma se automatiza la química de nuestro cuerpo para su correcto funcionamiento. Cualquier proceso químico (alquímico) de nuestro organismo de tan solo una hora (60 minutos) de duración, como puede ser la ingesta de un vaso de refresco, un medicamento, alimentos, etc. hace que pasen por nuestro cuerpo no menos de diez octavas cortas rápidas sin que hayamos intervenido ni lo percibamos en lo más mínimo, y los elementos de los patrones metabólicos Calcio, Cloro, Carbono, Sodio, Potasio y Nitrógeno, se combinan con otros elementos y reaccionan con el Oxigeno interactuando entre sí, más de cien mil veces.

Ahora veamos el patrón conductual, que es un poco más complicado que el anterior, porque se trata de aprender y grabar conductas que serán utilizadas luego de forma automática para nuestras funciones más comunes, como lavarnos los dientes, utilizar los utensilios para alimentarnos, manejar un vehículo, etc. y de grabar paradigmas y arquetipos que de una u otra manera nos condicionarán en nuestras decisiones. Todo lo que hacemos queda registrado, nada se pierde, y aunque no recordemos cada detalle de nuestra existencia, estos se registran y graban de forma automática mediante el patrón conductual.
El patrón conductual es una placa energética que está ubicada en la superficie de las esferas mentales y está formada por tres capas o niveles, estos son: el nivel externo o de registro, el nivel medio o de interpretación y el nivel inferior o de conexión. Veamos ahora en detalle cada uno de estos niveles. El nivel externo es aquel que registra la información en bruto, las señales recibidas de los estímulos externos de los sentidos. El nivel medio o de interpretación es aquel que se ocupa de asociar y decodificar la información recibida por el primer nivel, y el nivel inferior o de conexión es el encargado de conectar los canales  aferentes (anatomía biológica o energética que transmite un impulso desde una parte del organismo a otra del mismo organismo) o eferentes (anatomía biológica o energética que trasmite impulsos hacia afuera desde una parte del organismo a otras que se consideran periféricas con respecto de ella) con la memoria celular, registro hormonal, central de archivos volitivos (arquetipos que manejan la voluntad) y memorias védicas (librerías de horizonte) del sujeto.
La parte superior del patrón base está compuesta por una rejilla cuadriculada que contiene 64 casillas que se denominan RUNAS (no tienen nada que ver con las runas conocidas) estas runas están dispuestas en un entramado de 8×8, como un tablero de ajedrez, donde se van grabando y descargando información cada 7 años. Estas grabaciones se hacen de 7 en 7 casillas, rellenando la plantilla hasta la sexta línea y dejando la octava columna libre para resúmenes de la información grabada. Cada 7 años se descarga en la librería de horizonte o memorias védicas ese resumen liberando nuevamente las casillas para recibir nueva información. En la parte inferior del entramado vemos dos líneas de casillas que están en blanco, que no tienen ninguna grabación, y son utilizadas para hacer grabaciones de la expansión de la consciencia, algunos quizás ya tengan alguna grabación en esos sectores reservados. Esta placa energética o patrón de conducta puede venir “limpia” o con grabaciones de existencias anteriores o posteriores que utilizamos de forma instintiva. Este patrón conductual se fue formando desde los inicios de la creación del Ser y cuando nos desconectamos de nuestro cuerpo físico, el alma se lleva el patrón de conducta consigo intacto, tal cual fue grabado. Igualmente en la gestación del cuerpo físico, estos patrones de conducta comienzan a grabar a través de los patrones de conducta de la madre, experiencias subjetivas positivas o negativas que formaran la base conductual al momento de nacer. Estas grabaciones pre-parto son las que marcarán la posterior base conductual del individuo, su genética psíquica natural o personalidad raíz de la consciencia artificial.
La forma de grabar las runas se basa en un proceso de imágenes o símbolos simples asociados a los paradigmas y arquetipos implantados o construidos por nosotros. Cada símbolo representa una asociación de ideas y conceptos que generan un estímulo emocional específico, que combinados dan forma a la idea o reflejo mental de un suceso (x) experimentado en algún momento de nuestra existencia. Por ejemplo, si en nuestra niñez tuvimos una experiencia traumática relacionada con un animal, el suceso grabará en la runa la imagen que asociamos con ese animal, que no siempre tiene que ver con el animal en sí, sino con lo que este representa, por ejemplo, la violencia o agresividad suscitada, siendo diferentes estas imágenes para cada individuo. Estas imágenes no son específicamente detalladas al contenido o acontecimiento del suceso, sino que representan la forma energética del suceso, así que la violencia o agresividad ocasionada por el animal que perturbó emocionalmente al sujeto en su niñez, puede ser simplemente un símbolo geométrico combinado, que reacciona a una palabra o un numero, pues las grabaciones en las runas se realizan sobre una matriz 3×3 de 2 dimensiones que es la matriz que utiliza el estado de consciencia del ADN para su trabajo. Estos símbolos grabados en las runas son los que utiliza el programa Monarca, MK-Ultra para programar a sus inconscientes agentes y activar o desactivar esa programación.
Este tema tiene mucho más resto, pero hasta aquí es suficiente para comprender la automatización se ciertos proceso que el hombre lleva a cabo de forma completamente inconsciente gracias a los patrones básicos que lo forman. Si comprendemos que parte de nosotros actúa y es una maquina con una programación preestablecida que funciona de forma automática, tomaremos mayor consciencia de nosotros mismos como sujetos, y podremos descubrir al fantasma dentro de la máquina que maneja nuestras vidas.
///////////////////

Si miramos el microscopio electrónico, estamos mirando nuestro microcosmos, ahí vemos como las partículas cuánticas se manifiestan, en una sinfonía y orquestación inteligente a velocidades muy superiores a la de la luz visible, si volteamos al cielo, veremos al macrocosmos inmutable. Cada uno habita una realidad que se encuentra mas allá de todo cambio, en lo más profundo de nosotros sin que lo sepan, nuestros sentidos externos tridimensionales o físicos.

Existe un núcleo del ser, un campo energético de inmortalidad que crea el yo como esencia, y también se manifiesta como el cuerpo físico. Este núcleo es el ser que es el ser esencial o semilla primigenia, que está contenida en un átomo que yo llamo simiente. Somos semillas de eternidad esencial en este escenario de eternidad cuántica.

Así el cuerpo carece de edad y la mente de tiempo, somos inmortales y atemporales. Una vez que nos identifiquemos con esa realidad eterna y congruente, con la vision cuántica del omniverso, entraremos en los nuevos paradigmas de la conciencia cuántica, ésta se expandirá, exponencial y dimensionalmente y así estaremos modificando conscientemente el programa interno, sustentado en nuestro sistema operativo propio. Por ello ¡gracias señor Morféo por ayudarnos en ésta expansión!

Es maravillosos tener consciencia de que nosotros nos estamos creando a si mismos a cada nanoinstante, en una inmensa capacidad y creatividad. El cuerpo humano y todo el cosmos entero, es creado y recreado cada nanoinstante, el cuerpo es un organismo fluyente y potencializado por miles de millones de años de experiencia inteligente, ésta inteligencia esta dedicada a supervisar a cada instante, el cambio constante, que tiene lugar en cada uno de nosotros mismos.

////////////////////////////

Una de las mentiras mejor orquestadas son nuestras propias mentiras, aquellas que de repetirlas una y otra vez las creemos, aquellas que inventa y diseña el programa ego, aquellas que mantienen a salvo la personalidad virtual que no es otra cosa que el personaje que representamos en esta obra. Esto no podría suceder sin la astuta complicidad del alma.

///////////////////////////

A través de muchas vidas he errado en el Samsara buscando, pero no encontrando al constructor de la casa. Sufrimiento total es este volver y volver a nacer. ¡Oh, constructor de la casa! Ahora te he percibido. No volverás a construir esta casa. Todas las vigas han sido quebradas. Se ha aniquilado el soporte central. Mi mente ha alcanzado lo incondicionado. Habiéndolo alcanzado, representa el fin del apego. Budha

http://cienciacosmica.net/patron-conductual/

La hipocresía nuestro pan de cada dia

In General, literatura on 12 junio 2015 at 23:22

Vivimos en un mundo regido por la mentira. Mentir y robar son los elementos dominantes del caracter humano, sea cual sea la raza, la casta o la confesion.

Cualquiera que afirme lo contrario, profiere simplemente una mentira mas. El hombre miente porque en un mundo regido por la mentira, no le es posible hacer otra cosa. Es necesario agregar a esto, una particularidad a primera vista vista paradojica, que el progreso de la civilizacion, fruto de la cultura intelectual aumenta en proporciones considerables la necesidad de mentir.

El hombre le da mas importancia a sus razonamientos y juicios, siempre deformados por una vida de mentira, que a su voz interior.

Mentir por mentir es una prueba de que se ha caido en el ultimo grado de la degeneracion.

Jesus dice a los Judios: “vuestro padre es el diablo y vosotros quereis cumplir los deseos de vuestro padre… él no se tiene en la verdad porque no hay verdad en él. Cuando profiere una mentira habla desde el fondo de si mismo; porque es mentiroso y el padre de la mentira”

De todas formas el hombre siente que no deberia mentir. En su fuero interno, sobrevive una vaga reminiscencia de la pureza de la conciencia no pervertida de antes de la caida de Adan. Todo ser normal y sano sienta mas de una vez esta nostalgia de una vida no corrompida y la amarga tristeza de estar preso en ese engranaje  de estafa moral y material.

El hombre se deja ligar mas y mas estrechamente a la vida porque esta facultad de mentir le da la maravillosa impresion de poder arreglarse mejor en las situaciones dificiles. Pero el olvida que una vez proferida, LA MENTIRA OBLIGA. Porque el hecho imaginario asi creado exige un contexto adecuado  que, a su turno, debe, sino coincidir, al menos concordar con las circunstancias en las que vivimos y actuamos.

Jesus agrego: “ante todo guardaos de la levadura de los fariseos que es la hipocresia” esta forma de mentira que, como ya hemos visto, es la mas perniciosa.

Luego, hay distintos tipos de mentira, “la mentira integral” es la que mas daño hace pues la persona a fuerza de mentir y de angañar en toda ocasion, termina por creer en sus propias mentiras y asi pierde todo sentido de la verdad.

Muchos casos son muy dificiles de curar y ocurren mucho mas habitualmente de lo que se supone, en todo tipo de personas y clases sociales.

Es muy raro que las personas que sufren estos defectos, se interesen por la enseñanza esoterica. Orientada hacia la Verdad, esa enseñanza ejerce sobre aquellos que sufren esas anomalias psiquicas, una fuerte repulsion.

La mentira atenta gravemente contra nuestro psiquismo; deforma los organos inacabados de la Personalidad… cada mentira atento y los deforma cada vez mas y llevara mucho tiempo y esfuerzo para corregir el efecto de esos verdaderos traumatismos y volver al estado anterior. La mentira hace retroceder al hombre que aspira a la evolución y le obstruye el camino del verdadero crecimiento, acentuando el desequilibrio en sus tres centros inferiores.

Es imposible no mentir, suprimirla totalmente para el hombre que vive en un ambiente de ilusion, esa anestesia por la cual se mantiene al hombre en su lugar. Solo un reducido grupo de hombres puede alcanzar el estado de no mentira.

Se ve por esto que Ciclo del Hijo, como el del Padre, pertenece al Mixtus Orbis, no transfigurado todavia, mundo mezclado, donde la luz lucha en las Tinieblas y donde las Tinieblas no han abandonado todavia sus esfuerzos para apresarla. Vivir en la Verdad, excluida de todo mentira, es el patrimonio del Ciclo del Espiritu Santo, Luz sin sombra.. ciclo que estamos esperando.

*******

A veces, es mejor, alimentar al cocodrilo que ser devorado por él.

En este juego, las reglas estan invertidas, el gana pierde y el que pierde gana.

El error sincero es perdonado, el error arreglado no sera perdonado ni en este siglo ni en el que viene.

Alegria

In literatura on 12 junio 2015 at 13:00

Si no fuera que uno esta rodeado de cabezas duras, me sumergiría sin mas vueltas y de una vez y para siempre, en el inifinito rio del extasis y la alegria.

Saber vs Creer

La verdad está dentro de ti

NO QUEREMOS SATANISMO

Ubi lex voluit, dixit. Ubi non voluit, tacuit.

Contracultura

Cultura underground, Psiconáutica, Música, Pintura, Literatura, Psicodelia, Cine, Psicología Transpersonal, Ciencia, Consciencia e Inconsciencia.

El Club de los Buddhas Solitarios

¡Entra y mira el Dhamma!

Un Técnico Preocupado

Un paso más hacia la verdad

LA CONSULTA DE KURILONKO

ISLAM, CANNABIS, ISRAEL, BULOS, CONSPIRACIONES Y MAGUFERÍAS VARIAS. ¡ BIENVENIDOS AMIGOS Y ENEMIGOS! TROLLS ABSTENERSE.

Resistenciacosmica's Blog

DIREMOS LA VERDAD, Y LOS HUMANOS DESPERTARAN!!!

La Ciencia y sus Demonios

La primera gran virtud del hombre fue la duda y el primer gran defecto la fe (Carl Sagan)

El Gurú Todo lo Sabe

Opinión Política en Costa Rica

Nebula Draconis

Más allá de la puerta de Tannhäuser

Todo para jubilarse Jubilaciones y Pensiones

Realizamos su trámite en ANSeS e IPS

Robert Cabré

Atención a los afectados de SSC

El falso despertar . El gran engaño

Desvelando la verdad. Los Falsos Maestros Ascendidos . La nueva Era

LA HORA DE DESPERTAR

La Verdad os hará libres

Vidas místicas

Blog subsidiario de Hesiquía Blog

:: MAGIA CRITICA ::

Crónicas y meditaciones en la sociedad de las creencias ilimitadas

Saber vs Creer

La verdad está dentro de ti

NO QUEREMOS SATANISMO

Ubi lex voluit, dixit. Ubi non voluit, tacuit.

Contracultura

Cultura underground, Psiconáutica, Música, Pintura, Literatura, Psicodelia, Cine, Psicología Transpersonal, Ciencia, Consciencia e Inconsciencia.

El Club de los Buddhas Solitarios

¡Entra y mira el Dhamma!

Un Técnico Preocupado

Un paso más hacia la verdad

LA CONSULTA DE KURILONKO

ISLAM, CANNABIS, ISRAEL, BULOS, CONSPIRACIONES Y MAGUFERÍAS VARIAS. ¡ BIENVENIDOS AMIGOS Y ENEMIGOS! TROLLS ABSTENERSE.

Resistenciacosmica's Blog

DIREMOS LA VERDAD, Y LOS HUMANOS DESPERTARAN!!!

La Ciencia y sus Demonios

La primera gran virtud del hombre fue la duda y el primer gran defecto la fe (Carl Sagan)

El Gurú Todo lo Sabe

Opinión Política en Costa Rica

Nebula Draconis

Más allá de la puerta de Tannhäuser

Todo para jubilarse Jubilaciones y Pensiones

Realizamos su trámite en ANSeS e IPS

Robert Cabré

Atención a los afectados de SSC

El falso despertar . El gran engaño

Desvelando la verdad. Los Falsos Maestros Ascendidos . La nueva Era

LA HORA DE DESPERTAR

La Verdad os hará libres

Vidas místicas

Blog subsidiario de Hesiquía Blog

:: MAGIA CRITICA ::

Crónicas y meditaciones en la sociedad de las creencias ilimitadas